Feliz año nuevo (1-0)

Empezaba un año nuevo y la gente volvía a su hogar vaticinando los mejores augurios, con la ilusión de siempre y renovada tal vez especialmente por cómo había ido la pretemporada, por el encaje de los nuevos, por esa aura celestial que acompaña al fichaje estrella y que hace que todos suspiren y discutan sobre desde cuándo no se veía un jugador así. Pero pese a eso, la realidad es tozuda y lo cierto es que después del movidísimo verano de entradas y salidas, de la enésima renovación del Atleti de Simeone, el argentino tan sólo dispuso tres novedades en el once. Los dos laterales, Lodi y Trippier y también Joao, que está llamado a ser el futuro del club. Para todos lo que quizás creyeron que habría una revolución, que lo nuevo ocuparía su lugar sin demora, para todos aquellos que desconocen el Cholismo, en definitiva, Simeone dio otra lección callada y recurrente para que así, con el once del primer partido oficial Llorente supiera que tendrá que pelear para sacar a Thomas, Felipe, que vio el partido desde la grada, que tendrá que batirse más duro para desplazar a Savic; incluso Hermoso, al que muchos daban por titular, tendrá que aprender desde el banquillo lo caro que es un minuto con la camiseta del Atlético de Madrid de Diego Pablo Simeone.

El partido comenzó calcado al de años anteriores con el Getafe. Los de Bordalás bien pertrechados atrás, tratando de contener y lanzando algún pelotazo que otro buscando la experiencia de Molina, la habilidad de Mata. El Atleti tenía el papel de crear, de buscar el gol desde la posesión, un rol que le ha venido resultando incómodo en los últimos tiempos pero que fue encajando bien con la maestría de Thomas en el medio. En el cuatro cuatro dos clásico, Saúl acompañaba al ghanés en el medio y Lemar y Koke ocupaban los costados para tocar y habilitar el carril a los laterales, profundísimos. Así, el Atleti jugaba en el campo del Geta y tocaba y tocaba de un lado a otro, con paciencia, con el pequeño francés tratando de encontrar su sitio en este equipo, rápido, buscando la espalda, jugando a un toque, driblando con su cintura de avispa. Morata se batía el cobre con Djené, un central rocoso que le ganaba la partida y Joao se ofrecía sin demasiado éxito.

En el minuto veinte llegó la primera jugada de peligro del partido, tras una posesión interminable que osciló varias veces de un costado al otro, Thomas terminó filtrando un pase para Trippier, que penetró en el área en diagonal con la velocidad y la disposición de un extremo. Esperaban Morata y Joao en boca de gol y cuando el inglés sirvió y la gente ya se preparaba para celebrar, emergió David Soria, que se anticipó a todos y acabó con la ocasión. El inglés se lamentaba porque tuvo tiempo para haber medido mejor el pase pero pronto tuvo la opción de resarcirse. En el veintitrés, de nuevo en posición de extremo, Kieran metió un centro al área pequeña que Morata remató en un cabezazo de puro nuevo que puso por delante al Atleti.

Con el marcador a favor, el Atleti relajó la máquina, el Getafe intentó salir pero no encontró la vía. El partido se puso bronco, farragoso. El VAR, la nueva norma y el colegiado expulsaron a Jorge Molina por alcanzar el tendón de Aquiles de Thomas y, mientras todos discutían si esa norma está bien redactada o no, el señor Cuadra Fernández encontró la forma de equilibrar de nuevo el partido. En un minuto, Lodi vio doble amarilla por dos faltas por las que minutos antes el colegiado había decidido no amonestar. Los dos equipos se fueron con diez hombres al descanso.

Espectacular jugada de Joao que acabó en penalti. Foto: Rubén de la Fuente

El segundo tiempo arrancó con poco fútbol. Saúl ocupó de nuevo la posición de lateral izquierdo para cubrir la expulsión del brasileño y el tiempo pasaba lento e interminable invitando al bostezo hasta que Joao Félix controló una pelota en medio campo, tiró un caño y ante el asombro de todos, arrancó hacia el área, otro recorte más en el que el Metropolitano ya estaba en pie esperando la resolución de aquella genialidad, pero el niño prodigio tenía más, se fue en velocidad de Bruno y lo esperó un poco antes de entrar en el área para internarse en ella en diagonal con un cambio de ritmo maravilloso, que no dio otra opción al jugador del Getafe que cometer penalti. El Metropolitano se frotaba los ojos y todos se miraban, como al principio, preguntándose desde cuándo no habían visto algo así. Morata vino a aguar la fiesta y se dejó atajar el penalti por David Soria que a esas alturas era el hombre del Getafe en el partido.

En el minuto sesenta y seis, cuando ya todo el encuentro parecía gravitar en torno a qué sería lo próximo que inventaría Joao, la dureza de los jugadores del Getafe lo sacaron del partido. El jugador se echó mano al gemelo y Simeone no quiso complicarse, y dio entrada a Llorente en su lugar. Poco antes había entrado Hermoso para jugar en el lateral izquierdo y devolver a Saúl en el medio. Con veinte minutos por delante, Simeone agotó los cambios metiendo en el partido a Vitolo por Lemar.

El Getafe aprovechaba la estrechez del marcador para buscar el peligro en las pelotas paradas, el Atleti reculaba cada vez más para defender los tres puntos y sólo la calidad de Vitolo arriba daba la luz de la esperanza al contragolpe. En uno, comandado por Morata, precismante el canario falló mano a mano con Soria, que detuvo en una intervención espectacular lo que parecía la sentencia. El Getafe no encontraba el camino pero sembró el silencio con un disparo de media distancia al travesaño. Al final, uno a cero, y tres puntos extraordinarios para dar continuidad a las buenas sensaciones del verano y celebrar el año nuevo con un triunfo.

Autor: José Luis Pineda

Colchonero. Finitista. Torrista. Nanaísta. Lector. Escribidor a ratos. Vivo en rojiblanco.

Comparte este contenido en
468 ad

1 Comentario

  1. A mi me gustan los medios de comunicación que trasmiten informacion de lo que sucede. Que relatan cosas que todo el que viera el partido saben que pasaron.
    Escuchas programas en la radio y ves que unos dedican una hora a hablar de la tarjeta roja a Molina, que enseguida la trasladan a la que le sacaron Modric. Y en llegando a esta se lían.
    Se dedican a ensalzar las virtudes como persona de este jugador y de paso aconsejando que su club recurra esa tarjeta.
    Claro que si el partido del sábado hubiera tenido como protagonista a un jugador del Leganés, que lo fue, ni tan siquiera le dedicaron unos segundos a catalogar esa entrada. Tampoco le hubieran aconsejado al Leganés que recurriera esa tarjeta que en su caso no le sacaron.
    Pero vamos a lo nuestro.
    Hubo 30 minutos dónde el Aleti demostró lo que puede ser este equipo. Con dos laterales profundos como Juanfran y Filipe con 25 años, dos centrales a los que apoyaba Thomas, un centro del campo mandón, Lemar queriendo la pelota y demostrando que sabe lo que tiene que hacer con ella, un nueve de los que sabe buscar todas las cosquillas a la defensa rival y un jugador diferente.
    Digo diferente por una sola razón. Ayer todos los aficionados del Aleti que salieron del Metropolitano y todos los que lo vimos por televisión estubimos de acuerdo en una cosa: No nos acordamos de Griezmann para nada.
    Y eso que no juega en su puesto y ayer tampoco jugó en el que le tiene, creo, guardado Simeone.
    Bueno jugó en muchas partes del campo, en todas le dieron lo suyo y lo que no le pertenecía. Pero espero que cuando llegue Rodrigo y formen tándems con Costa o Morata o estos dos por delante salga de ese sitio donde ha demostrado que es algo especial. No solo por la jugada de ayer, si no también por el pase en el ultimo minuto contra la MLS a Costa.
    Tiene la gran virtud de los grandes: Piensa dos segundos antes que todos los demás.
    En cuanto a la plantilla tiene muchas virtudes. Juventud, gente que viene a ganar, jugadores hechos que saben a que tienen que jugar y en total fueron cinco los que debutaron y un jugador que como Gimenez tuvo que cambiar de posición en la defensa.
    Tengamos paciencia si es necesario. Pero vi unos 20 minutos muy buenos, muy buenos.

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies