Simeone y Argentina: matrimonio lejano

El nombre de Diego Pablo Simeone no deja de estar en boca de todos, ni siquiera en época de Mundial. En un momento en el que la selección de Argentina vive las horas más críticas de su historia, pocas voces están tan autorizadas como la del ‘Cholo’ para opinar sobre la dramática situación de la Albiceleste. No es para menos. El bonaerense es una de las grandes eminencias del fútbol argentino, pues su nombre figura en la selecta lista de jugadores que han superado el centenar de partidos con la selección. Sus 108 presencias con la absoluta solo las sobrepasan nombres como Roberto Fabián Ayala (116), Lionel Messi (129), Javier Zanetti (143) o Javier Mascherano (148). Casi nada. Además, Diego Pablo pertenece a la última generación ganadora de Argentina, la selección de Basile que conquistó la Copa América de 1993.

Desde entonces, la Albiceleste ha caminado por un largo desierto de sinsabores durante casi tres décadas. Demasiado tiempo para uno de los países con más tradición futbolística del planeta. La añoranza del glorioso pasado y la laureada trayectoria de Simeone como entrenador han convertido al ‘Cholo’ en una especie de mesías para los hinchas de su país. La irrupción de Diego Pablo como técnico ha coincidido con un desfile permanente de seleccionadores por el combinado nacional. Hasta ocho entrenadores han pasado por el banquillo de Argentina desde que Simeone emprendiera su carrera como técnico. Pékerman, Basile, Maradona, Batista, Sabella, Martino, Bauza y Sampaoli. Ninguno ha conseguido llevar al seleccionado argentino a lo más alto. Si las tres finales perdidas en tres años supusieron un varapalo tremendo para el país, la debacle en esta Copa del Mundo ha terminado por abrir la caja de Pandora.
Los desastres dentro de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) y los malos resultados deportivos han hecho que, desde Argentina, se busque permanentemente a un salvador capaz de evitar el colapso del balompié nacional. En ese clima de adversidades que tanto le motiva, el nombre de Diego Pablo Simeone está por encima de todos. No hay persona en Argentina que no le ruegue que agarre la selección. Tal y como admitió el propio ‘Cholo’, hasta su propio padre se lo insinuó en más de una ocasión. Sin embargo, el tiempo pasa y Simeone sigue sin hacerse cargo de Argentina. En un país donde la identificación con el equipo nacional está por encima de todas las cosas, muchos no comprenden que Diego haya rechazado todas las propuestas realizadas por la AFA para coger la selección. Algunos se preguntan el porqué, otros lo tachan de “vendepatrias”.

Simeone en el banquillo de Getafe. Foto: Rubén de la Fuenteº

Simeone en el banquillo de Getafe. Foto: Rubén de la Fuente

Las teorías entre aficionados y periodistas son múltiples. Que si él es un entrenador de equipos, que si es demasiado joven para agarrar la selección, que si se siente enojado con la actual generación… múltiples hipótesis que el ‘Cholo’ nunca alcanzó a esclarecer. En público, Simeone siempre argumentó que no era su momento de coger al cuadro nacional. Sin embargo, estos días se difundió un audio privado que podría ofrecer varios de los motivos que llevarían a Diego Pablo a no dejar el banquillo del Atlético por el de Argentina. En una nota de voz de algo menos de dos minutos, Simeone no dejó títere con cabeza. Criticó la anarquía existente en la selección, cuestionó el liderazgo de Sampaoli y sus planteamientos tácticos frente a Islandia y a Croacia, así como fijó su atención en nombres propios como Willy Caballero o Leo Messi. Su última reflexión, dirigida seguramente a Germán Burgos, resulta muy reveladora: “si tuvieras que elegir entre Messi o Ronaldo para un equipo normal, ¿a quién elegirías?”.

Aquellas palabras privadas de Simeone se difundieron como la pólvora. Los argentinos, tremendamente disgustados con el manejo de la selección, no tardaron en aplaudir las confesiones del ‘Cholo’. Algunos de sus críticos, incluso, compartieron sus razones. La conclusión era clara: en Argentina mandan los jugadores; en el Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone. En un lugar donde predomina la anarquía, donde la suma de individuos es más importante que la unión del colectivo, Simeone no encaja. Ya le sucedió en Racing, cuando la inestabilidad imperante en el club de Avellaneda llevó al ‘Cholo’ a presentar su renuncia como técnico de la Academia. De ahí llegaría al Atlético de Madrid, donde la comunión con el bonaerense es total.

Más allá de lo que piense Simeone como hincha de la selección, las críticas de Diego Pablo a todo lo que rodea a la Albiceleste han generado una sensación de alivio entre los aficionados rojiblancos. Porque todo lo que diga o haga Simeone tiene una repercusión para la parroquia colchonera. Y pese a que su marcha es actualmente inimaginable, el contrato del ‘Cholo’ con el Atlético finaliza en dos años. Aunque siempre ha manifestado su deseo de permanecer en Madrid por mucho tiempo, la tentación de entrenar a la selección de Argentina es evidente. De hecho, casi todos coinciden en que el combinado nacional sería el destino más probable de Diego Pablo en el caso de abandonar el banquillo del Metropolitano. Milán no termina de atraerle lo suficiente. Sin embargo, el sueño de la Albiceleste sigue presente. Pero sus confesiones sobre el estado actual de Argentina invitan a pensar que, efectivamente, Simeone no entrenará a la selección a corto plazo.

La otra cuestión que inquieta al aficionado atlético es quién pudo llevar a cabo la filtración de aquel mensaje. Desde la prensa argentina se rumorea con fuerza que pudo ser una filtración interesada, fundamentalmente por el rechazo que se había generado contra Simeone por no agarrar la selección. Aquellas palabras dirigidas al ‘Mono’ Burgos podrían haber servido como respuesta a sus detractores. Sin embargo, ¿quién lo difundió? ¿Tuvo Germán algo que ver? Y si es así, ¿podría tener repercusiones en la estrecha relación entre ambos? Todas estas cuestiones no son más que elucubraciones propias de otro tipo de periodismo. Lo único certero es que Diego Pablo Simeone, a día de hoy, está lejos de entrenar a la selección argentina. Y eso solo significa que el hincha colchonero podrá seguir disfrutándolo por mucho tiempo.

Autor: David Gómez

Alcarreño. Adicto a la buena música y a la escritura. Estudiando y haciendo periodismo con un micrófono y un papel. Esclavo de una pasión llamada Atlético de Madrid.

Comparte este contenido en
468 ad

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies