El niño que pintó de rojiblanco a toda una generación

Cuando Fernando Torres debutó en el Calderón con el ’35’ a la espalda, el que realmente era un niño era yo. Soy de la misma quinta que Koke y, como los chavalitos que salían en la mítica foto, yo miraba al futbolista como si fuera mi primera ilusión, sabiendo que él era el motivo por el que me atraparon «las rayas canallas de los colchones». Dio igual la división y el no tener galácticos, simplemente fue un flechazo que, a día de hoy, no sé explicar.

Fui creciendo y el ‘Niño’ se convirtió en capitán de un equipo que no pasaba la mitad de la tabla. La bandera de un entidad que cambiaba entera la plantilla cada mercado de fichajes. Un chaval con apenas edad para conducir que volaba sobre el césped, marcaba goles a diestro y siniestro y que llamaba a la puerta de la selección todos los domingos. Sus logros, en aquella época, fueron nuestros triunfos. Verle debutar en una Eurocopa y pensar orgulloso «es uno de los nuestros» me valió más que cualquier otra sensación. Fernando ha sido el pilar más grande que ha tenido el Atlético de Madrid, sosteniéndolo y dándole vida durante casi una década, cuando lo fácil era hacerse de otro equipo.

Nunca me importó ser el único rojiblanco en una clase llena de madridistas y culés, pues cuando nos juntábamos los dos o tres del Atleti de todo el pueblo (con nuestras camisetas de Torres, por supuesto) éramos felices hablando de sus goles e intentando imitar sus peinados. Podría decir que mientras Zidane clavaba una volea en Glasgow y mi padre celebraba la ‘Novena’, yo sentía más felicidad por un doblete de Torres en Segunda para conseguir un ascenso de infarto.

Podríamos decir que todos los niños nacidos en los 90’s son del Atlético de Madrid gracias a él. Podríamos decir que nos sirvió de ejemplo dentro y fuera del campo. Podríamos decir que todos sus logros son nuestros y que la Champions con el Chelsea la vivimos como si el ‘Niño’ tuviese el escudo del Atleti bordado sobre la camiseta ‘blue’. Puedo decir que esta Europa League me ha hecho más feliz que el campeonato de Liga y puedo asegurar que le voy a echar de menos, que le seguiré allá donde vaya. Él hizo a muchos pequeños del Atleti y eso no ha ocurrido en ningún club del mundo. Fernando, siempre serás especial.

 

Foto portada: Rubén de la Fuente

 

Autor: Antonio Rodríguez

Periodista digital, de papel o de lo que sea, pero siempre reinventándome. Escribo sobre lo que me gusta y lo comparto con vosotros. De Almería. Música y mucho Atleti. Si se cree y se trabaja, se puede.

Comparte este contenido en
468 ad

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies