El momento de Diego Costa

Tras fichar los últimos días del mercado estival y pasarse todo el otoño sin poder jugar, el debut de Diego Costa en enero fue como la vuelta del hijo pródigo. Anhelado desde el momento en que e marchó porque el club ninguna temporada acertó con su sustituto su primer partido hizo recobrar la ilusión porque, aunque acabó expulsado, por esa celebración en la que solo le han expulsado a él, sus ganas por marcar aquel partido hacían presagiar la vuelta del gran Diego.

Con el paso de las jornadas su rendimiento ha estado a un nivel muy por debajo de lo esperado. Quizá una mala preparación física, el lastre de varias lesiones o la falta de ritmo han provocado que sus guarismos anotadores no hayan sido especialmente significativos. De hecho su ratio minuto/gol es el peor de todos los delanteros de la plantilla.

A Londres llegó tocado y con el equipo sufriendo 80 minutos con 10, cuando llegó el momento de salir al terreno de juego le indicó al Mono Burgos que era mejor que no, por lo que desde el banquillo se optó por Torres. El sábado, contra todo pronóstico en Vitoria fue titular, pero su imagen fue similar a la de toda la temporada.

El jueves el equipo tiene una final, previa a la de Lyon, y estos dos partidos tienen que ser el momento de Diego Costa, le necesitamos, como complemento de Griezmann para alzar la Europa League. El hijo pródigo ha vuelto tras cuatro años en Londres y le necesitamos al nivel de 2014, porque con Costa on fire, el Atleti es más temible.

Author: Dario Leiva

Periodista. Colchonero de corazón. Si se cree, y se trabaja, se puede.

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies