Griezmann con calzador

De un tiempo a esta parte cuesta mostrarse crítico con el equipo en algún momento de la temporada. Cuesta, aunque a veces es necesario. Y digo que cuesta porque basta con afirmar que la casa tiene alguna leve gotera para que una parte de los tremendistas te metan en su secta, esa que, cada año al más mínimo fallo, pretende derribar el edificio y asaltar con antorchas la sede de la constructora. Cualquiera que me lea asiduamente, y el que no puede darse una vuelta por la hemeroteca, sabe que no soy sospechoso de ser tremendista, anticholista o consumidor habitual de opio duopolístico.

Tras la llegada de cierto jugador y el posterior debate sobre si era necesaria o no su vuelta, Diego Pablo Simeone ha optado por apostarlo todo a una carta y tratar de meter en dinámica al francés desde el primer día. Un movimiento arriesgado y que ha cortado la progresión de un Correa que acabó la temporada pasada rompiendo en una faceta goleadora nunca antes vista y que empezó este curso de la misma manera. Además del argentino, otros jugadores se han visto deslucidos por el impacto que ha tenido el intentar buscar acomodo inmediato a una pieza que, de momento, no encaja en el sistema del actual campeón de Liga. Para muestra las estadísticas aportadas por @atletico_stats que nos confirman que el Atlético de Madrid todavía no ha marcado con el de Macon en el campo y tampoco éste ha tirado entre los tres palos durante ese mismo periodo. Sin embargo el equipo encontró mejor cara y remontó partidos cuando fue sustituido.

La sensación de los que no tenemos ni idea de esto, pero opinamos como todo hijo de vecino, es que Simeone está tratando de meterlo con calzador para intentar cuanto antes que, a base de goles y rendimiento, la mancha de su historial se borre. Tal vez, Simeone debería pensar que tras arreglar una ruptura dolorosa y darse una segunda oportunidad no es bueno ir a casa de los padres de ella a comer paella al primer domingo. Quizá, y solo quizá, hay que esperar a que todo madure y coja buen cauce. O termine por romperse definitivamente.

La apuesta está sobre la mesa y el crupier ya ha enseñado las tres primeras cartas, sin fortuna para un señor de traje negro que espera con la sonrisa de quién sabe que otras tantas veces ha estado en la misma tesitura y ha salido victorioso. Que le pregunten por Lemar o Llorente. Joder, Cholo, ¡Qué difícil es cuestionarte!

FOTO: IMAGO

Autor: Marcos Martín

Comparte este contenido en
468 ad

1 Comentario

  1. El equipo parece estar en la línea de los últimos meses de la 20/21. Se ganó la liga (orgullosos estamos aún a día de hoy) con muchos apuros, mal fútbol, mucha voluntad y poco juego. Seguimos en esa línea. Y no estaba Griezmann.

    No sé, el Cholo es indiscutible y tal, pero creo que su concepto de fútbol no parece ser el que mejor encaje con el tipo de plantilla a día de hoy. Deseando estoy de comerme mis palabras.

    Como siempre, ojalá me equivoque y se nos deje en evidencia muy pronto a los que siempre andamos con la mosca tras la oreja.

    Bien está lo que bien acaba. De momento estamos empezando.

    Aúpa atleti campeón!

    Escribe una respuesta

Trackbacks/Pingbacks

  1. Griezmann vuelve a tiempo: el Barça y un Metropolitano a reventar - Atleti - […] Griezmann con calzador […]

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies