El desastre que no fue (0-0)

Si hablamos de fútbol, el Atlético entró al partido en Butarque responsabilizado de que lo único que le valía era el triunfo y jugó en campo contrario desde el minuto uno. Simeone apostó por el equilibrio y aferrado a su doble pivote en el que entró Augusto por Tiago, tiró a los costados a Koke y Saúl que se intercambiaban intentando lograr superioridades por banda. Filipe estuvo muy activo y Juanfran no tanto, impreciso el lateral derecho casi todo el peligro vino por la izquierda.

Gameiro formó pareja de ataque con Griezmann y estuvo voluntarioso, realizó mil desmarques infructuosos, corrió al espacio, protegió, trató de combinar. Agarrado a eso y esperando alguna genialidad el otro francés, el Atlético se atascaba y no lograba transformar la posesión en llegadas claras. En la primera mitad ya Serantes, portero del Leganés, avisó de quién iba a ser el protagonista del partido al detener una espectacular volea de Griezmann que llevaba marchamo de gol.

Si hablamos de fútbol, en la segunda mitad el Atlético siguió intentando derribar la muralla pepinera, horadar la seria estructura que habían formado los de Garitano y que van a darle muchos puntos si consiguen mantener ese entusiasmo del debut con el paso de las jornadas. Gameiro se construyó una clarísima ocasión en el pico del área con un quiebro que sentó a dos defensas del Leganés pero Serantes volvió a aparecer. La sombra de la desesperación comenzaba a planear sobre Butarque y Simeone movió sus fichas con el mismo espíritu que la jornada anterior. Saúl y Koke terminaron en el inmutable doble pivote, Gaitán y Carrasco en los costados y Torres como única punta en lugar de Gameiro. La tuvo Carrasco en un remate que blocó de nuevo el portero blanquiazul y la tuvo Torres en un remate de cabeza a bocajarro que salió suave a las manos de Serantes.

Si hablamos de fútbol, el Atlético mereció ganar el partido, atacó con espesura pero sin denuedo, tuvo falta de precisión en los metros finales, no materializó sus ocasiones, jugó en campo rival, no le tiraron ni un solo tiro, y, salvando las fechas en las que estamos y que casi ningún jugador está al nivel que se espera de él, hizo lo que tenía que se esperaba de él para ganar. Pero el gol, que es quien dirime aquí todas las críticas, no llegó, y entonces, cuando acaba el segundo partido en el que no se gana a un recién ascendido, cuando son dos puntos en vez de seis en la jornada segunda, ya existe la licencia para hablar de cualquier cosa menos de fútbol, existe licencia para la especulación sin límite.

Se puede a culpar a Simeone de timorato, se empiezan a cargar las tintas en algunos jugadores, se hacen interpretaciones torticeras de la realidad. En definitiva, se usan los resultados, que son malos, y ese es el único dato objetivo, para enmarañarlo todo. Demasiado pronto tal vez, pero así es la histeria en la que habita el mundo del fútbol. Por delante, el Cholo tendrá dos semanas para lidiar con eso y para encajar piezas en un puzle que, pese a no ser el desastre que muchos dibujan, está todavía lejos de las expectativas que se depositan en él.

Autor: José Luis Pineda

Colchonero. Finitista. Torrista. Nanaísta. Lector. Escribidor a ratos. Vivo en rojiblanco.

Comparte este contenido en

1 Comentario

  1. el atleti es dios y simeone es nada mas y nada menos, pero tambien solamente, su profeta.no se puede perder la capacidad critica que el atleti necesita de sus aficionados, solo por no querer criticar al cholo, cuando se esta equivocando..
    con un atleti sin arda ni oliver, ceguera de cholo?, con thiago en el banquillo, con koke mas perdido que la famosa aguja del pajar, dicen que hay un tal augusto en el equipo…este atleti es el peor de la era simeone..nos espera una temporada muy larga….

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR