Una Juventus con problemas, pero una Juve

Vuelve la Champions al Metropolitano y lo hace por todo lo alto: recibiendo a uno de los grandes de Europa, la Juventus, protagonista de una de las mayores alegrías y del mayor disgusto del curso pasado; respectivamente, en los partidos de ida y vuelta de los octavos de final de la pasada Champions, que acabaron con la eliminación del Atlético.

Pero, aunque hayan transcurrido apenas 6 meses desde aquella eliminatoria, muchas cosas han cambiado en ambos equipos; en el Atlético, casi todo esta dicho ya, con la renovación más importante de la plantilla desde que Simeone tomase las riendas del club y con la marcha de varios jugadores que han sido algunos de los pilares en los que había venido sustentando la obra (maestra) del argentino. Y la Juventus, entre el cambio de entrenador este pasado verano y las numerosas lesiones que esta sufriendo el equipo en este inicio de campaña, tampoco está teniendo un arranque sencillo.

Después de cinco anos con Massimilano Allegri, sus cinco ‘correspondientes’ scudettos (el dominio de la Juventus en el campeonato local lleva años siendo casi insultante), sus ‘fracasos’ (pese a las dos finales alcanzadas) en Champions, gran anhelo del club y el deterioro de la relación con algunos de los referentes del vestuario, la Juventus decidió cambiar el rumbo y contratar los servicios de Maurizio Sarri, un entrenador peculiar, fumador empedernido, y que, en sus primeros años entrenando a modestos en Italia, compatibilizaba su ‘afición’ como entrenador con su trabajo de banquero; pero no un empleado de banca, no, estamos hablando de que Sarri era directivo del banco italiano Monte dei Paschi, la entidad bancaria mas antigua de la historia.

Ya abandonado su trabajo como banquero, Sarri se dio a conocer al gran publico en ese gran ‘equipo de autor’ que fue el Empoli 2012-2015, modestísimo equipo al que logró ascender de Serie B a Serie A al segundo y mantenerlo en Serie A, en la que se seria su última campaña, con un juego más que atractivo. De ahí, al Napoli, donde cuajase otras tres notables temporadas y la no tan exitosa campaña pasada en un futbol tan diferente como el inglés.

Y sus comienzos en la Juventus no están siendo fáciles; pero es que tampoco han sido fáciles en ningún equipo. Sarri es un estudioso, un obsesionado del fútbol y la táctica… y a la larga, sus equipos acaban jugando de forma muy atractiva; pero requiere de un cierto tiempo para implantar sus métodos y su forma de ver el fútbol. Máxime, si tenemos en cuenta, en el caso de esta Juventus, que el de Nápoles (si, nació allí, además de entrenar tres años al equipo de su ciudad) tiene unos planteamientos futbolísticos que distan bastante de los de su antecesor en el banquillo juventino: donde Allegri defendía al hombre, Sarri lo hace en zona; donde Allegri empezó adoptando el esquema de Conte, con tres centrales, y aunque luego fue cambiando a defensa de cuatro, siempre mantuvo el 3-5-2 como alternativa, para Sarri es absolutamente innegociable la defensa de cuatro; donde Allegri, en momentos de presión del contrario, ‘aculaba’ al equipo atrás, Sarri siempre, siempre presiona hacia adelante. No quisiera uno entrar en el debate de que tipo de juego es mejor o peor (básicamente, porque no sirve para nada, demostrado está) pero, como espectador, uno se queda con Sarri. Siempre. Y no solo en la comparativa, si se me permite la (absurda) expresión, con Allegri; es que uno esta ‘futbolísticamente enamorado’ de Sarri.

Y, además del cambio de planteamiento de juego, porque el esquema de partida sigue siendo el mismo 4-3-3 (aunque en defensa se transforma muchas veces en un 4-4-2), esta el asunto de las bajas la Juventus está sufriendo en este inicio de campaña. Vayamos línea por línea.

En la portería y pese al regreso del mito Buffon, el polaco Szczesny es innegociable. En la defensa de cuatro, y con las (importantes) bajas de De Sciglio en el lateral derecho y Chiellini en el centro de la defensa, formarán Danilo (retirado por precaución el pasado sábado frente a la Fiorentina pero “mal” cambio con el City con Joao Cancelo), ese otro veterano de guerra que es Bonucci, de Ligt y Alex Sandro… el holandés (se espera) acabara triunfando pero esta teniendo dificultades en su adaptación a Italia. Nada sorprendente, para el común de los mortales; pero, a tenor de sus declaraciones, se ve que sí para el protagonista.

En el medio, y si Pjanic se recupera, como parece, de los problemas sufridos el pasado sábado, formaran el bosnio, Khedira y Matuidi. El mediocampo habitual de Allegri, pero con los matices apuntados más arriba, defienden mucho más “hacia adelante”.

Y delante, el siempre voraz Cristiano Ronaldo (tiene muchos defectos y cosas detestables pero, hablando puramente de fútbol, es para hacerle un monumento), Higuaín (excelente delantero, denostado por muchos, pero que alcanzó su máximo rendimiento con Sarri en el Napoli y que ahora recupera protagonismo) y vamos a ver en banda derecha del ataque y con la baja confirmada de Douglas Costa. Bernasdeschi fue el sustituto el sábado y el que la prensa da como reemplazo; pero, si se apuesta por la profundidad que da el brasileño, tal vez, Cuadrado podría ser también el reemplazo.

En resumen, una Juventus con problemas, pero una Juventus.

Foto: Rubén de la Fuente

Autor: Vicente Soto

Nacido en Madrid, Criado en Ferrol. En Grenoble por trabajo. Ingeniero dedicado a las finanzas. Apasionado del fútbol. Atlético "a muerte". Socio nº 7646

Comparte este contenido en
468 ad

1 Comentario

  1. Muchas gracias por la lección que usted me ha dado.
    Voy a ver el partido pendiente de sus observaciones. Es una forma de jugar al futbol que requiere una gran actitud por parte de todos los jugadores.
    Ese defensa «hacia adelante» requiere que el bloque sepa ocupar muy bien las zonas. Un fallo en ese tipo de marcaje puede suponer un balón a la espalda con espacios.
    En el segundo gol que les hicimos en el verano, pase de Lemar a la espalda de De Ligt fue el segundo gol de Joao. Claro que era pretemporada, pero esa jugada demuestra que Simeone conocía de que pie cojeaba el sistema de Sarri.
    Me encanta leer a periodistas que escriben de futbol.
    Un saludo y muchas gracias.

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies