Arda Turan: ¿genio o insensato?

Arda Turan abandonó el Atlético en el verano de 2015. Aparentemente, tenía todo. Un entrenador que creía a muerte en él, un equipo (de un notable nivel europeo, por cierto) en el que era uno de los máximos referentes, sino el mayor, y una afición que lo idolatraba. No obstante, decidió irse al Barcelona, atraído, supongo (aunque no acabo de tenerlo claro), por el dinero, y excusado en aquella peregrina afirmación de “ya estoy harto de correr”.

La experiencia ha demostrado que, dos años y medio después, Turan se ha pasado (casi) el mismo tiempo en el ostracismo en el FC Barcelona; y se marcha cedido al Basaksehir, un equipo turco con un cierto nombre en los últimos tiempos, pero muy alejado de los grandes clubes continentales.

Y uno no puede evitar preguntarse ¿por qué? Podemos pensar en el dinero; es humano, sin duda. ¿Pero, piensa de verdad en el dinero un futbolista que, en Madrid, no vivía en ninguna de las grandes urbanizaciones donde viven los futbolistas de renombre? Cierto es que, en sus años en Madrid, Turan vivió en el barrio de Salamanca, un barrio ‘de lujo’ en la capital de España; puede que la razón de esta elección estuviese en que prefería ‘la gran ciudad’ a los chalets y las urbanizaciones. Pero uno vuelve a misma pregunta: ¿piensa de verdad en el dinero un tipo que, lejos de los lujosos y famosos restaurantes que suelen frecuentar muchos futbolistas, cenaba cada noche en un modesto ‘kebab’ a escasos metros de su domicilio?

Si hacemos caso a su explicación, creyó Arda Turan que en el Barcelona no correría; y se equivocó. Tal vez, el error fuese de quien lo fichó … Porque, en el Barcelona de los últimos años, con ese habitual 4-3-3, ni tenía las características adecuadas para desempeñarse como interior ni tenía, no nos engañemos pese a su infinita calidad, nivel para competir con Messi, Suarez o Neymar por un puesto en la delantera, que es donde podría haber tenido más encaje.

Da la impresión de que Turan es otro de aquellos (muchos) futbolistas que juegan a esto porque se les da bien y no saben hacer otra cosa pero que, en realidad, el fútbol no les gusta absolutamente nada. Y eso en Turquía, le valía; y Simeone fue capaz de motivarle y hacerle un futbolista mucho más motivado, completo e involucrado de lo que solía ser (uno de los grandes méritos del Cholo, aunque sea más que difícil señalar sólo uno de los infinitos milagros obrados en el Atleti).

Pero decidió marcharse del Calderón y el mundo del fútbol (ya no solo el Atlético) perdió un futbolista maravilloso: aquella forma de pinchar el balón y dejarlo como hipnotizado en su bota izquierda; aquella sensación en Calderón de ‘cuando no sepas lo que hacer con la pelota, dásela a Arda; el siempre sabrá lo que hacer con ella’… Renunció, renegó de afirmaciones del tipo de “el Atlético es un club con un sentimiento muy fuerte de pertenencia; y yo siento que pertenezco aquí” que le hicieron un ídolo entre la afición rojiblanca. Se empezó a hablar del ardaturanismo como ‘religión’; y no solamente desde un punto de vista puramente futbolístico, sino también como forma de vida.

A día de hoy, transcurridos casi tres años, uno sigue sin entender su marcha del Calderón. Supongo que los genios (y Arda lo es, indiscutiblemente) son así; pero, para los humanos (o para este humano), es tan difícil entenderlo.

 

Foto: eurosport.com

 

 

Author: Vicente Soto

Nacido en Madrid, Criado en Ferrol. En Grenoble por trabajo. Ingeniero dedicado a las finanzas. Apasionado del fútbol. Atlético "a muerte". Socio nº 7646

Share This Post On
468 ad

2 Comments

  1. A sido un genio en el atletico y en el barça otra cosa que los entrenadores tanto del atletico simeone y en el barça luis enrique no supieran de verdad sacarle su rendimiento no siempre a una perdona hay que darle la razón como a los licos. Y luego con valverde el ya estaba quemado. Asi no se trata a la gente que ha dado tofo por el equipo y al que aunque sabia que durante 6 meses sin jugar espero y espero. Me parece que nadie ha sabido que gran jugador hemos tenido en los dos equipos. Arda turan es y sera muy grande no como el niño torres que ha venido a chupar del bote y tambien se fue y a nafie le ha interesado meterle mierda. Chupo y chupa banqiillo igual que le paso a arda.

    Post a Reply
  2. Interesante artículo e interesante punto de vista. A mí me molestó que se fuera por la pérdida de calidad que ello suponía. Sin embargo, pronto dejó de molestarme y empecé a pensar que al final fue una venta a tiempo, bien hecha. Nos dio unos años muy buenos y hay que estarle agradecido.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies