Un derbi es un derbi

Un derbi es un derbi. Puede ser liguero, copero, europeo o fruto de un torneo veraniego inventado con el único fin de llenar los bolsillos al patrocinador de turno, pero un derbi es un derbi.

Ya sea declarado de alto riesgo con aficiones separadas y escoltadas llegando al estadio o el sucedáneo light de ahora con los famosos de turno posando con la camiseta contraria en la zona VIP, un derbi sigue siendo un derbi. Porque es de esos partidos que se empiezan a vivir con bastante antelación. Piques con vecinos, conocidos, compañeros de oficina o gente con la que únicamente compartes el bar en el que desayunar por las mañanas.

Un derbi es diferente. Un derbi es provocación, es tensión, pasión y grada. Un derbi es la rivalidad. El enfrentamiento entre dos formas de vida muy distintas que comparten ciudad. Por eso durante décadas esos partidos nos han dado imágenes para la posteridad. Tifos donde se busca provocar al rival al máximo, carreras donde el corazón llega más lejos que las piernas, emociones a flor de piel y odio, odio eterno hacia un rival al que no quieres ver ni en pintura. Por esto y mucho más sonrío cuando me dicen que el 7-3 solo fue un amistoso. De haber sido un amistoso cualquiera hoy sería un resultado más de una copa veraniega de la que nadie se acuerda.

De haber sido un resultado más James probablemente hoy vistiera de rojiblanco. De haber sido un resultado mas no escucharíamos la eterna cantinela que habla de las Copas de Europa que descansan en la sala de trofeos del Bernabéu, cantinela que suena a música celestial en días así, cuando sabes que el tono con el que lo dicen destila un perfecto aroma a rabia. Michael Robinson (QEPD) solía decir que “fútbol es fútbol” para describir a algo que es imposible de definir con la razón. Parafraseandole yo digo que sí, fue un amistoso, pero “un derbi, es un derbi.”

Autor: Marcos Martín

Comparte este contenido en
468 ad

4 Comentarios

  1. Marcos, si a un madridista le preguntaran que cuál es el nombre del rival, y el resultado, al que se enfrentaron en la final del Mundial de Clubes en Marruecos, de cien es posible que no lo acertaran ni cinco.
    Pero del 7-3 se acuerdan todos.
    Por eso a veces, como en esta ocasión, no es tan importante el torneo que te juegas, si no contra quien te lo juegas.
    Yo recuerdo perfectamente que me fui a dormir casi a las siete de la mañana, después de tomarme dos copas más de vino.
    Y también recuerdo que cuando fui al campo de golf con mi camiseta del Aleti, todos los madridistas lo primero que me decían es ¡¡¡Ha sido un amistoso!!!…. ni les contestaba, pero estoy seguro que mi sonrisa les decía todo.
    Amistoso dicen.

    Escribe una respuesta
  2. Aunque nadie habla de ello, me preocupa el tono con el que se está alejando a Gabi del atlético. Creo que todos sabemos que es debido a los deseos del Cholo. Ha hechado a Torres, Tiago, Lucas, Rodri, Clemente Villaverde, e. Mono Burgos, hy ahora creo que al anterior capitán.
    Espero que algún día todos estos tejemanejes, se aclaren, aunque para mí, está todo muy claro. Luego vendrá el abogado de pasillos del Cholo, y tratará de insultar y convencer a los demás con sus argumentos injustifica

    Escribe una respuesta
  3. Hay personas, que hasta en su familia deben ser un martirio.

    Escribe una respuesta
  4. Hay personas, que hasta en su familia deben ser un martirio.

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies