Tallín, volver a empezar

Desde aquella tarde en Lisboa, nada es igual. Ha pasado mucho tiempo y hemos sentido que nos han intentado menospreciar en cualquier momento. Da igual que sea una conversación entre amigos, con tu cuñado o con el camarero del bar que está debajo de tu casa. Desde ese día, te recuerdan el número 93 y las copas de Europa que tienen. Intentan ridiculizarte en público, como si ser del Atlético fuese algo lamentable, y luego, cuando nadie les ve, se critican entre ellos para otorgarse el carnet del buen madridista.

Después de ese 24 de mayo nos repusimos como nunca. Todos fuimos Juanfran en esa tanda de penalti, como cuando un hijo la caga estrepitosamente perjudicando a muchas personas. Un error que nos unió y, aunque suene a tópico, nos hizo más fuertes. Una bohemia noche lluviosa en el Calderón donde respondimos de la mejor manera a un acto de prepotencia jamás visto en el mundo del fútbol. Una maduración como club que ha llegado a base de palos, pero que también nos ha convertido en lo que somos: uno de los mejores equipos del mundo.

Y ahora, 15 de julio de 2018, no llega ningún tipo de revancha. Llega nuestro momento. Esta Supercopa de Europa no va a sustituir lo perdido, pero sí puede ser el inicio de una temporada que puede ser mágica. Después de intentar desestabilizarnos con falsos rumores, han visto que nadie se ha ido del Atleti, que los buenos se quieren quedar  y saben que eso a los de Concha Espina les empieza a dar un poco de miedo. Ven que estamos creciendo a niveles agigantados y la competencia cada vez es más alta.

Griezmann, que estrenó capitanía en el amistoso frente al Inter, buscará su primer título de la temporada. Foto: RUBÉN DE LA FUENTE

Griezmann, que estrenó capitanía en el amistoso frente al Inter, buscará su primer título de la temporada. Foto: RUBÉN DE LA FUENTE

“Es nuestro momento, señores”, ya lo dijo Luis Aragonés y arrasaron en una final ante el Madrid. Hemos dado el salto que pedíamos a gritos, tenemos a campeones del Mundo, tenemos a jugadores que cualquiera querría tener, a unos canteranos que transmiten los valores rojiblancos y un entrenador que no nos merecemos. Tallín puede ser una ciudad pequeña en la que dé comienzo la etapa más gloriosa de nuestro equipo.

 Todo lo vivido se ha esfumado, ahora toca sacudir el cigarrillo y fumar otro tiro de nicotina colchonera. Los jóvenes ya saben lo que es ganar, no tienen techo y, tened esto seguro, van a saltar con el cuchillo entre los dientes. Estos ‘niños’ han vivido demasiadas burlas en los colegios y han llorado en el Calderón, estos chavales pueden cambiar la historia, estos futbolistas deben focalizar toda su rabia en este trofeo: la Supercopa. No es un derbi más, es el primero de muchos años de gloria. Adelante, Atleti.

Autor: Antonio Rodríguez

Periodista digital, de papel o de lo que sea, pero siempre reinventándome. Escribo sobre lo que me gusta y lo comparto con vosotros. De Almería. Música y mucho Atleti. Si se cree y se trabaja, se puede.

Comparte este contenido en
468 ad

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies