Quique, gracias por devolvernos a Neptuno un 13 de mayo

El 13 de mayo de 2010 el Atlético festejó un título europeo después de 48 años, se dice pronto. Pero también alzó una copa tras estar 16 años dando tumbos por Primera, bajando al infierno y perdiendo a la perla de la cantera. La vida nos dio una hostia de realidad de la que casi no nos levantamos y, cuando ya vivíamos de recuerdos, Quique Sánchez Flores nos tendió su mano.

Si soy sincero, creo que Quique nos dio la mano, arrimó el hombro y nos empujó hasta el estrellato. Un tipo que en su despedida nos obligó a tener la cabeza bien alta y que, como si fuese adivino, nos estaba preparando para que el Cholismo cuajara a la perfección. El técnico fue la bisagra perfecta entre una década de espanto y otra de ensueño, nos hizo jugar tres finales y ganar dos títulos europeos. Fue, sin duda, nuestra salvación.

Recuerdo cómo le quitamos el polvo al autobús de dos plantas rojiblanco, cómo el Kun Agüero plantó la copa plateada en lo alto del autocar y cómo los canteranos Domínguez o Camacho alucinaban… ¡eran unos aficionados más! Salimos del Calderón para ir al balcón de la Comunidad de Madrid, la Puerta del Sol era colchonera y, minutos más tarde, recuerdo ver a toda esa marea rojiblanca bajando la calle del Congreso para volver a Neptuno. Todavía se me eriza la piel. 

Si me dan a elegir una celebración vivida en la fuente me quedaría con esta. Llegué con la ilusión de un niño, llegué a pensar que no volvería a ver al Atleti en Neptuno y ese día, el 13 de mayo de 2010, rodeado con mi familia colchonera, me di cuenta de que estábamos preparados para ganar más veces. Meses después, volvimos tras cargarnos al Inter en Mónaco. 

Simeone nos ha llevado a lo más alto, de eso estoy seguro. Quique Sánchez Flores convirtió el Calderón en una olla presión ante el Liverpool, conqusitó Anfield y nos llevó a Neptuno tras ganar una final en Europa. Nos mostró el camino, a jugadores y a los aficionados. Ese día 13 de mayo se lo agradecí eternamente en una plaza abarrotada, al lado del hotel Palace. Gracias por todo, míster.

Foto: Getty Images

Autor: Antonio Rodríguez

Periodista digital, de papel o de lo que sea, pero siempre reinventándome. Escribo sobre lo que me gusta y lo comparto con vosotros. De Almería. Música y mucho Atleti. Si se cree y se trabaja, se puede.

Comparte este contenido en
468 ad

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies