Poner los jueces a dedo

Existe un paralelismo bastante importante entre la manera de actuar en el fútbol y en la política de los 2 grandes, ambos ponen a los jueces (árbitros) a dedo para salir indemnes de sus fechorías y tienen a la policía (prensa) de su lado para justificarlo.

En una semana en la que vuelve a salir que el PP usó a la policía para destruir pruebas del caso Bárcenas, los que me siguen en redes sociales pudieron ver como el martes pasado tuitee que la designación del árbitro de campo y de la sala del VAR del Camp Nou solo atendía a que no quieren que seamos segundos.

No hay un árbitro que más daño le ha hecho al Atleti que Gil Manzano, solo el nombre no invita a nada bueno. Nos privó de la despedida del Calderón como finalistas de Copa expulsando a Carrasco de manera absurda y anulando un gol legal a Griezmann en el mismo escenario del sábado; sacó roja a Gabi en el túnel de vestuarios en otro precedente.

No hay duda de que el sábado Diego Costa estaba sobre revolucionado, pero es llamativo que lo que Gil Manzano les consiente a los jugadores de los equipos bendecidos, sea implacable con el que molesta y sobre todo sorprende la diferencia entre lo que pone en el acta y lo que Costa dijo que dijo, no estamos hablando de diferencia de un “mi” a un “tu”, sino de una frase totalmente distinta contra alguien cuya fama oficiosa está bastante alejada de la oficial.

Lo que más me ha sorprendido es la reacción del club, porque la diferencia entre quedar segundo a tercero, además del prestigio, son cerca de 3 millones de euros en ingresos televisivos, algo que en las oficinas del Metropolitano hace mucha pupa para haber puesto el disparadero solo sobre su jugador y no sobre un sistema en el que nuestros rivales ponen a los jueces a dedo.

Autor: Dario Leiva

Periodista. Colchonero de corazón. Si se cree, y se trabaja, se puede.

Comparte este contenido en
468 ad

4 Comentarios

  1. Estamos de acuerdo en que ese árbitro es un covarde, pero nosotros o, nuestros jugadores ayudan a ponérselo fácil. Este árbitro nunca nos favoreció, y creo que lo hac a posta, pero en el fondo,se ríe del atlético, y para favorecer a los grandes, se aprovecha de la actitud de Costa para actuar con auténtica normalidad.
    Para el brasileño se acabó la temporada. El club tiene la obrigación de sancionar muy duramente con una gran cantidad de dinero al jugador, para que no se vuelva a repetir el teatro de muchas ocasiones.

    Escribe una respuesta
  2. ¿Que no hay un árbitro que haya hecho más daño al Atleti que Gil Manzano?.

    Guruceta, Alvarez Margüenda, Andújar Oliver y Daudén Ibañez.

    Y en Europa:

    Schmidhuber, Brych y los dos peores, Kuipers y Clattenburg.

    Escribe una respuesta
  3. Un insulto no puede acarrear una expulsión. Me explico.
    No digo que no se le deba sancionar al que insulta, pero no debería conllevar la expulsión.
    Hace muchos años a mí me expulsaron de un campo por decir, después de recibir una entrada dura, “la puta de bastos”. Hoy por eso no te expulsan. Hemos evolucionado.
    Con ello quiero decir que el insulto en el campo debe ser sancionado, pero nunca con la expulsión.
    Si existiera una tarjeta diferente, por ejemplo azul, para señalar esa situación de insulto, el jugador estaría señalado y después de terminar el partido y de acuerdo a reglamento se le puede sancionar con partidos, pero lo mas efectivo para educar a ese jugador es que le pusieran una sanción económica en relación con la ficha que recibe. Con un dos por ciento de su ficha, serian pocos los reincidentes. Hagan numeros.
    Y no quiero que se le expulse por una razón. Un jugador que comete una falta durante el partido, puede que sea intencionada para evitar un ataque del contrario o una situación peligrosa para su equipo. Está intentando cambiar un resultado. Con el insulto no se cambia nada.
    Con el insulto el contrario no ha sido perjudicado. Son perjudicados los espectadores y su equipo con la expulsión.
    Alguien debería pensar en buscar soluciones. Pero el sábado el insulto de Costa, estropeo el gran partido que estábamos viendo. Ahora debatimos por la calidad del arbitro, que estoy de acuerdo que es muy malo, pero la solución no está en expulsar.

    Escribe una respuesta
  4. Creo que del árbitro está todo dicho. Solo me queda por añadir, que hace años, los clubes que son quienes pagan los árbireos, antes podían recusarles y evitar que les volviesen a pitar en la vida. El Barsa lo hizo con Guruceta.

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies