Hagan el helipuerto

El traslado a La Peineta se empezó a fraguar en 2004, desde entonces la prensa del régimen nos vendió que iba a ser inminente y muy rentable para el club. Trece años después se ha visto que ni fue inminente ni va a ser rentable, sólo ha sido una concatenación de chapuzas con un único perjudicado, el Atlético de Madrid.

La inminencia es tan evidente que hasta el propio Enrique Cerezo reconoció el otro día que el traslado de momento iba a costar 170 millones y subiendo, porque ahora el club parece que va a tener que adelantar el dinero de urbanizar una zona que carece de accesos tanto en coche como andando y sin accesos el Ayuntamiento no autoriza a abrir el estadio, porque salvo que hagan un helipuerto, no hay manera de llegar hasta allí.

Resulta curioso que el equipo que ha vendido a todas sus estrellas en el último lustro tenga dinero para poder hacer unas obras que no le corresponden y que solo benefician a los propietarios de la SAD, esa que es Sociedad Anónima para los intereses económica de los dueños y club de fútbol cuando nos quieren contar no se que camelo de que ya somos 100.000 socios, cuando aquí socios no hay ni uno, solo hay abonados, simpatizantes y accionistas.

Autor: Dario Leiva

Periodista. Colchonero de corazón. Si se cree, y se trabaja, se puede.

Comparte este contenido en

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR