El derbi en Burgos

El derbi contra el equipo incoloro de las mocitas lo viví en Burgos. Llegué hasta tierras del Cid a conocer al bueno de Iván, primogénito de mi amigo y hermano Goyo. Y, de paso, a llevarle su primera equipación rojiblanca, no sea que se me adelante algún familiar vikingo, que los tiene, porque en todas las casas cuecen habas. Llegamos tarde a la cabeza de Castilla y a los postres me puse a ver el derbi en el móvil. Acabamos cero a cero una primera parte de contención con un Atleti derrochando coraje, corazón y oportunidades como el mano a mano de Torres, el remate de cabeza fallido de Griezmann y otra vez Torres con Carrasco y su miedo a despeinarse. Mientras que ellos no podían superar a Oblak y tiraban fuera o redimían a Savic de sus pérdidas de posición dejándole sacar un gol cantado en la raya.

Fue pitar el descanso y subirnos al coche en dirección al barrio popular y resistente de Gamonal, el lugar donde mi amigo y hermano Goyo se ha criado. Allí estaba el bar La Roca, peña oficial del Atleti en Burgos capital. Luego me contaría mi amigo y colega Héctor Jiménez (periodista vikingo del Diario de Burgos) que muy cerca, a la vuelta de la esquina, hay también una peña madridista. De haberlo sabido hubiéramos ido después del partido a ver con ellos las repeticiones de un partido en el que nos llevamos un punto y les burlamos dos. Luego vendría Míchel y la inoperancia blaugrana en tierras de espeto y Cartojal.

Fue llegar a la Peña Gamonal y aparcar en la puerta. Parecía que todo estaba de cara. Entramos y encontramos sitio en la planta baja justo frente a la tele. De lujo. Pedimos unas copas con graduación suficiente para atemperar los nervios y… gol. Un balón parado que se cuela entre los centrales sin que Savic logre despejar para que llegue a los cuernos de Pepe que, casi sin querer, embiste el balón a la red superando a Oblak. Faltaba mucho partido. El Cholo mueve rápidamente el banquillo. Salen Correa y Thomas por Torres y Saúl. Empezamos a controlar el balón, solo falta un rematador, ese nueve que no tenemos en la plantilla. Y el Cholo que se da cuenta y pone a Cerci a calentar. Su efecto en la banda, como el cuerpo inerte del Cid colocado astutamente sobre el caballos antes de la batalla, surtió efecto. Los de blanco se acojonan y los nuestros se envalentonan. Jugada vertical del Atleti con pase espectacular de Angelito “el cuervo” Correa y finalización impecable de don Antonio Griezmann que sigue celebrando los goles de una forma que no me gusta un pelo, a lo gilipollas, sin descartar nada. Empate. El Cholo sienta a Cerci y priva a los comepipas de Concha Espina del disfrute exclusivo de la transalpina magia de Alessio.

Solo puedo recriminarle al Dios Cholo una cosa: no haber ido a por el partido. Creo que, como en Milán (aunque no tan descarado) prefirió el empate a ganar. El pájaro en mano que los tres puntos volando. Pero lo que diga y haga el Cholo es para mí sagrado. De modo que, a callar. Tras el partido una charla rápida con la buena gente de la Peña Gamonal (gracias Edu por Las fotos y por la invitación). Me enseñaron el santuario de la planta de arriba, un auténtico rincón del Vicente Calderón a orillas del Arlanzón. Sus cánticos sonaban por toda la calle antes y después de empatar. El miércoles viajarán en autobús hasta Madrid para apretarse un bocata rico y empujar ante el Leicester. Me dijeron que hacen la previa en el Dumas. A ver si podemos brindar.
Se nos escaparon vivos los vikingos y seguimos sumando. Ante el líder y fuera de casa. Quedan ocho partidos. Y aunque suene a chufla, yo no descarto nada. El equipo está en plena forma. Y atrás, como la sede De la Peña burgalesa, el Atleti del Cholo, es una Roca.

Bienvenido Iván, has tenido la suerte de que tu padrino oficioso te haya bendecido con los colores rojiblancos del camino difícil pero verdadero. El Atleti, ya lo verás, nos hace más fuertes, nos ayuda a no dejar de creer, a volver a soñar, a ganar y ganar y volver ganar. Aunque empatemos.

Autor: Santi Riesco

Adicto al Atleti. Exageradamente. Periodista. Vaqueiro d'alzada. Creyente. La persona es lo primero. Pérez de segundo. ¿He dicho lo del Atleti? Desde el 2005 hago el indio en un blog donde publico reflexiones, dimes y diretes sobre el Glorioso desde el primer anfiteatro del fondo sur. O por ahí.

Comparte este contenido en

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies