Simeone y la cantera

Muchos son los logros que ha alcanzado Diego Pablo Simeone con el Atlético de Madrid. Títulos, récords, cifras inigualables… pero si existe un aspecto curioso que pocos (o casi ninguno) se han detenido a resaltar, ese es el de la cantera. Esa que tantas leyendas le ha dado al Atlético y que resulta tan imprescindible para construir la identidad de un equipo diferente. Son bastantes las bocas que acusan al ‘Cholo’ de no mirar demasiado al filial. Sin embargo, las estadísticas resaltan lo contrario. Durante su periplo como entrenador del Atlético de Madrid, Simeone ha hecho debutar en partido oficial a 18 canteranos con el primer equipo rojiblanco aunque el recorrido de todos ellos ha sido bastante dispar.

Saúl Ñíguez, la joya de la corona
La obra maestra del argentino es, precisamente, el que lidera la lista. Fue el 8 de marzo de 2012, en la ida de los octavos de final de la Europa League ante el Besiktas, cuando Simeone hizo debutar al primer canterano a sus órdenes. Su nombre es bien conocido por todos: Saúl Ñíguez Esclápez. El ilicitano, de la mano del preparador bonaerense, creció a pasos agigantados. Se marchó cedido la temporada 2013-2014 al Rayo Vallecano y, a su regreso, ya no se volvería a marchar. Su ascenso ha sido meteórico hasta asentarse como uno de los buques insignia del Atlético. Sus goles en partidos decisivos no han hecho más que refrendar el espléndido trabajo de uno de los mejores futbolistas del panorama nacional y europeo actual, capaz de actuar tanto de mediocentro defensivo como de interior por ambas bandas o, si Diego se lo pide, en el centro de la zaga. Tal ha sido el crecimiento de Saúl que bien su figura merece una mención honorífica en este artículo. De hecho, a día de hoy, acumula 167 partidos con la elástica colchonera y es el único jugador de la primera plantilla que ha disputado todos los partidos de la temporada.

Con Saúl como paradigma del éxito, no todos corrieron la misma suerte con el argentino. Fue el caso de Kader, Óliver Torres y Dani Aquino. El lateral franco-tunecino llegó a debutar en la primera jornada de la Liga 2012-2013 sustituyendo a Silvio en el minuto 74 del empate a uno frente al Levante en el Ciutat de Valencia. Volvería a jugar con el Atlético en el encuentro de Europa League frente al Viktoria Pilsen en el que el cuadro rojiblanco ganó al conjunto checo gracias a un tanto de Cristian Rodríguez. Tras regresar al filial en la siguiente campaña y marcharse cedido al Numancia en la siguiente, Kader rescindió su contrato con el Atlético en el verano de 2015 y fichó por el Club Africain tunecino, con el que se ha consolidado como un fijo en las convocatorias de su selección. Aquino, por su parte, jugó unos minutos en la última jornada ante el Zaragoza, asistiendo a Diego Costa en uno de sus tantos. Su tempranera edad impidió que diera el salto al primer equipo en 2014 y, tras descender con el B en la 14/15, puso rumbo al Real Murcia para acabar, en 2016, como referencia del Racing de Santander.

Óliver Torres, la promesa que nunca llegó a irrumpir
El caso de Óliver Torres es sensiblemente diferente. Al igual que Kader, debutó en aquel partido ante el Levante. Pero a diferencia de su compañero tunecino, el talentoso futbolista extremeño sí gozó de más presencia en el primer equipo colchonero. Su visión de juego y su último pase lo convirtieron en una de las grandes esperanzas de la afición, por lo que Simeone se lo quedó para la siguiente campaña. Sin embargo, su falta de madurez provocó que saliera cedido en enero al Villarreal y en julio al Porto, donde exhibió su mejor fútbol. La temporada 2015-2016 regresó al Atlético con el cartel de jugador ya curtido y consolidado en la élite. Pese a comenzar de titular, su irregularidad y falta de adaptación al sistema del ‘Cholo’ provocaron que perdiera el puesto en el once y, al final de la campaña, Óliver retornaría a Oporto tras 47 encuentros de rojiblanco.

El año de la Liga tampoco permitió la irrupción de ningún gran canterano. Fue la temporada de debut de dos nuevas promesas: Carlos Ramos y Héctor Hernández. Ambos lo harían en el partido de vuelta de los dieciseisavos de Copa frente al Sant Andreu. El centrocampista zamorano jugaría de titular y disputaría 71 minutos a gran nivel, mientras que el talentoso delantero canario anotaría el segundo gol de los rojiblancos. Pese a que Carlos siguió jugando con el B y volvió a ir convocado en los dieciseisavos de Copa del año siguiente ante el L’Hospitalet, el mediocentro terminaría abandonando la disciplina atlética con el descenso del filial para salir cedido al Guijuelo. Actualmente permanece ligado al Atleti, aunque cedido en el Burgos. Es el mismo caso de Héctor, que aunque sí ha realizado varias pretemporadas con el ‘Cholo’ y ha llamado más a la puerta del primer equipo, también ha salido cedido en un par de ocasiones. La primera, al Elche –precisamente, el rival de esta noche– y, desde el verano de 2016, con el Albacete Balompié.

Lucas Hernández y Thomas Partey, las otras dos grandes creaciones de Simeone
Aquella mencionada eliminatoria con el L’Hospitalet supuso la irrupción de otra de las grandes joyas pulidas por Simeone. En el encuentro de ida de los dieciseisavos coperos, Lucas Hernández debutaba como miembro del primer equipo rojiblanco tras haber acudido a varias convocatorias la temporada anterior. Su andadura por el Atlético ha estado plagada de grandes actuaciones desde el inicio, mostrando una madurez innata y unas aptitudes fabulosas. Fue precisamente en ese torneo copero donde Lucas se dio a conocer ante la hinchada colchonera con una actuación impecable en los octavos frente al Real Madrid, actuando como lateral izquierdo y secando por completo tanto a Gareth Bale como a Cristiano Ronaldo. Poco a poco y aprovechando sus minutos en el campo, Lucas se ha convertido en uno de los futbolistas más importantes para Simeone en la defensa. Su polivalencia le ha permitido jugar tanto de central como de lateral, hasta el punto de ser uno de los futbolistas más utilizados por el ‘Cholo’ en la presente temporada.

La vuelta de la eliminatoria con el L’Hospitalet sirvió para hacer debutar a otros dos canteranos más: Iván Pérez y Sekou Keita. El lateral izquierdo español, que jugó los 90 minutos, rescindió su contrato en 2015 para marcharse al filial del Getafe, donde permaneció una campaña hasta desembarcar en el Lorca Deportiva. Actualmente juega en el Yeclano Deportivo, de la Tercera División. El delantero guineano, por su parte, sustituyó a Mandžukić en el 84’ y desapareció de la órbita colchonera en el mismo verano de 2015, saliendo cedido al Evian Thonon Gaillard de la Ligue 2 francesa. Internacional por su país, actualmente juega en el Red Star F.C., de la Tercera División de Francia.

Si 2014 fue el año de Lucas, 2015 fue el de Thomas Partey. El caso del centrocampista ghanés es bastante particular. Tras dos años de cesiones a Mallorca y Almería, Thomas pasó a formar parte de la primera plantilla de forma directa sin bajar al B. Su debut con la zamarra rojiblanca se produjo el 28 de noviembre de 2015, en la 13ª jornada de Liga ante el Espanyol. La lesión de Tiago le abrió las puertas del equipo, realizando actuaciones memorables como la de su gol al Levante. De no acudir a las convocatorias a jugar la final de la Champions, Thomas siguió trabajando en silencio y aprovechando sus escasas oportunidades tanto de mediocentro como, incluso, de lateral derecho, hasta esta campaña. La sanción FIFA ha permitido que Thomas ganara más presencia en el centro del campo y se consolide como la gran revelación del año en el primer equipo. Sus grandes partidos actuando de ‘5’ y su aportación goleadora han convertido al ghanés en un futbolista cada vez más fijo en los planes de Simeone.

Más sombras que luces
Y tras Thomas, el ostracismo. Aquella temporada 2015-2016 también sirvió para que Nacho Monsalve diera el salto al primer equipo en la goleada del Atlético ante el Betis en Liga, cuajando una grandísima actuación. Desde entonces, su salida al Deportivo y su escaso protagonismo tanto en La Coruña como en el Rayo Vallecano lo han llevado hasta el Recreativo de Huelva, club en el que milita hoy en día. Al año siguiente, también en los dieciseisavos de Copa, hasta cuatro jugadores debutaron en el partido de ida contra el Guijuelo: Caio Henrique, Rober Núñez (goleador aquella noche), Juan Moreno y Olabe se enfundaron la elástica colchonera por primera vez en partido oficial aquella gélida noche del 30 de noviembre de 2016. Sus nombres, habituales en las pretemporadas recientes del Atlético, siguen estando presentes en la cantera. Sin embargo, algunos como el brasileño han dejado de entrar en los planes del filial por su mala conducta.
En esa misma edición de Copa, el albanés Keidi Baré debutaría en los octavos contra Las Palmas. Su nombre se ha hecho más habitual en las convocatorias del ‘Cholo’, jugando bastante en pretemporada y anotando el gol de la final en la Audi Cup frente al Liverpool. Su tesón, su esfuerzo y su velocidad por banda han provocado que Simeone confiara en él también para el encuentro frente al Elche en el Martínez Valero. El estadio ilicitano fue el último que vio debutar a dos canteranos atléticos: el lateral Sergi González y el talentoso centrocampista del Juvenil Toni Moyá. Mención especial merece el primero, habitual en los onces de pretemporada del Atlético y que parece tener un hueco en los planes a largo plazo de Simeone.
Sergi y Toni completan la extensa lista de canteranos que han debutado con Simeone. Fuera de ella quedan nombres de la talla de Koke Resurrección, que debutó con Quique Sánchez Flores pero eclosionó de la mano del técnico de Buenos Aires. O Theo Hernández, quien llegó a jugar en pretemporada con el Atlético pero que no debutó en partido oficial de rojiblanco antes de recalar en el Real Madrid. Sea como fuere, la extensa enumeración de canteranos que han dado el salto con el ‘Cholo’ refleja que la gran dificultad con el argentino no es llegar, sino quedarse. La gran mayoría se quedaron por el camino. Los que permanecieron a sus órdenes son ahora pilares indispensables. Una oscilación entre el estrellato y el anonimato. Que pase el siguiente.

Autor: David Gómez

Alcarreño. Adicto a la buena música y a la escritura. Estudiando y haciendo periodismo con un micrófono y un papel. Esclavo de una pasión llamada Atlético de Madrid.

Comparte este contenido en

2 Comentarios

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies