Rodri, la torre que necesitaba el muro de Simeone

El Atlético de Madrid tiene un futuro prometedor e ilusionante, sólo tienes que mirar los nombres de los futbolistas del centro del campo para darte cuenta que, desde hace un tiempo, se están haciendo bien las cosas a la hora de confeccionar la plantilla. La última incorporación ha sido Rodri Hernández y es claramente la pieza que tanto necesitaba el muro de Simeone.

Un chaval de 21 años con la madurez de un ‘cuarentón’, un jugador polivalente, con mucho recorrido posicional y con 1.90 metros de altura. Sí, una auténtica torre en la medular para guardar las espaldas de sus compañeros. Rodri es un amante del juego en corto, no se complica la vida con el balón y, cuando está en apuros, sabe salir del peligro con algún recurso de la casa (pese a su gran envergadura, no es nada torpe con el esférico). Además, tiene uno de los mejores pases en largo de la liga, capaz de detectar la apertura de un compañero en banda y ponerle la pelota en el pie desde la otra punta del campo.

Los colchoneros deben frotarse las manos con este futbolista porque va a devolver eso que tanto echan de menos: el balón parado. Con Rodri, el Atlético es mucho más peligroso en las jugadas de estrategia; los córners y faltas en el borde del área serán, de nuevo, un auténtico peligro. Además, todo lo bueno que tiene para atacar, lo usa para defender. Todas las disputas aéreas en la medular ya tienen nombre y apellidos y Oblak agradecerá tener a un compañero de la talla de Rodri al defender un saque de esquina.

Tiene una orientación muy buena sobre el césped y es capaz de ver los desmarques de sus compañeros desde la retaguardia. Un jugador que usa mucho el pase en largo entre líneas, capaz de recuperar el balón, levantar la cabeza y dar una asistencia en profundidad al delantero de turno. Si todo va bien, Costa se va a hinchar a tener ocasiones a la contra. Como a él le gusta.

Suele entrar de forma limpia al balón y no se caracteriza por ser amonestado con habitualidad. Un futbolista que hace de escoba, recogiendo todos los balones y entregándoselo a sus compañeros. Con Rodri, Koke y Saúl estarán más liberados y podrán permitirse el lujo de esperar en tres cuartos de campo la pelota para luego encarar el área. Por otra parte, Thomas y Gabi tendrán a su lado un auténtico recuperador que les va a echar una mano siempre que pueda. Un jugador que puede estar tanto en el famoso ‘cuatrivote’ de Simeone, en rombo o, cuando el equipo esté volcado arriba, en un 4-3-3, defendiendo él solo en la medular.

Por último, el único punto negativo puede ser que no tiene experiencia en Champions y su juventud a la hora de afrontar ciertos partidos o eliminatorias. Sin embargo, tiene una sorprendente madurez sobre el verde que le hace aspirar a todo. Ha sido el tercer jugador del campeonato con mayor efectividad de pases y, lo mejor de todo, le sitúan como el heredero natural en la ‘Roja’ de Busquets. El Atlético de Madrid ha fichado una estrella para los próximos 10 años y, sin duda, Simeone lo va a hacer un grande de Europa. Disfruten.

 

Autor: Antonio Rodríguez

Periodista digital, de papel o de lo que sea, pero siempre reinventándome. Escribo sobre lo que me gusta y lo comparto con vosotros. De Almería. Música y mucho Atleti. Si se cree y se trabaja, se puede.

Comparte este contenido en
468 ad

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies