La Juventus cambia su esquema para la gran batalla de Turín

Cuando se celebró el sorteo, allá por el mes de diciembre la mayoría de atléticos dieron la eliminatoria por perdida y los ‘sabios analistas’, apenas un 10 o 15 % de posibilidades al equipo rojiblanco; lo cual viene a ser, mas o menos, lo mismo.

Pero hete aquí que, algo menos de tres meses mas tarde, el Atlético se presenta en Turín con un 2 a 0 a favor tras un encuentro de ida (segunda parte, sobre todo) fastuoso en el Metropolitano. El resultado, cuando llega uno a estas rondas eliminatorias y se mide a rivales de la talla de la Juventus (va camino de su octavo Scudetto consecutivo) se puede considerar fabuloso; pero lo mejor, siéndolo, no fue el resultado: fue que el partido del Atlético impresiono a toda Europa y los elogios se recibieron por doquier. Por poner solo dos ejemplos, el partido dejo muy tocado a un técnico de la categoría, prestigio y trayectoria de Massimiliano Allegri (hasta el punto de decirse en Italia que había firmado su sentencia como entrenador Juventino) y también allí se destacó el hecho de que ‘la Juventus no tiene, en su campeonato doméstico, un rival del nivel físico y táctico del Atlético’. Y es probable esto sea así; pero, aun en ese caso, releamos el primer párrafo.

Pero vayamos a mañana. Pese al 2 a 0 de la ida, mal haría el Atlético en confiarse y no salir a morder ‘como si no hubiera un mañana’; si bien es cierto que, con Diego Pablo Simeone en el banquillo es raro que esto (lo de morder) no suceda. Pero la Juventus es un equipo perfectamente capaz de dar la vuelta a este resultado: es un equipo poderosísimo, con muchas alternativas (aunque algunas faltantes mañana por lesión) y, sobre todo, con el plus de intensidad y remate que ha adquirido este año con Cristiano Ronaldo.

Rodrigo en una disputa en el partido de ida. Foto: Rubén de la Fuente
Rodrigo en una disputa en el partido de ida. Foto: Rubén de la Fuente

Y, como una prueba mas del respeto que impone el Atletico en Italia, máxime tras el partido de ida, el caso es que parece ser Massimilano Allegri cambiara su habitual 4-3-3 por un 3-5-2 con el que pretende imponerse en la batalla en medio campo; la misma que perdiese en Madrid y fue causa clave de su derrota. Como efecto colateral, añade este humilde escritor y no tan bien intencionado por parte de Allegri, formará la Juventus con tres centrales (como ya ensayara el pasado viernes frente al Cagliari), una de las kryptonitas de Simeone.

Con Szczesny en portería, los míticos Chiellini y Bonucci (“podrían dar clases en Harvard de como ser central”, Mourinho dixit) como fijos, Rugani y Cáceres se disputarán la tercera plaza en defensa, con mas opciones para el uruguayo, mas acostumbrado a jugar en defensa de tres. Por delante, cinco hombres… la banda derecha parece fija para Joao Cancelo mientras que en la izquierda puede entrar Bernasdeschi (más delantero y, por tanto, con mas tendencia a, partiendo de la banda, irse hacia dentro). Como autentico eje del equipo, Miralem Pjanic (reconvertido por Allegri de trequartista a regista) y por quien pasan absolutamente todos los balones en la salida de juego de la Juventus; de hecho, la Vecchia Signora acostumbra a notar muchísimo sus ausencias. Y por delante del bosnio, otros dos hombres a modo de interiores: el francés Biaise Matuidi para aportar fuerza y llegada al área y el uruguayo Rodrigo Betancur, cada vez mas asentado en el equipo, para aportar visión de juego y ultimo pase. Aunque también, si Allegri decidiese salir ‘con el cuchillo entre los dientes’ podría introducir a Emre Can, mucho mas defensivo y organizado tácticamente, en el lugar del charrúa.

Y por delante, parece que la pareja de delanteros serán dos viejos conocidos de la afición rojiblanco, aunque por diferentes motivos: el ‘archienemigo’ Cristiano Ronaldo y el ex Mario Mandzukic. Como alternativa para saltar desde el banquillo el talentoso argentino (aunque parece lejos del nivel que dio hace dos años) Paulo Roberto Dybala.

Y aquí, en el ataque, es donde ha tenido suerte el Atlético: porque la Juventus que habitualmente alinea el 4-3-3 citado, al que muy bien podría volver mañana según vaya el partido, con Dybala, Mandzukic y Cristiano en el ataque (todos hombres con mucha tendencia a irse al centro), tiene una alternativa fantástica, para romper y/o cambiar los partidos metiendo dos hombres de banda como Douglas Costa o Juan Cuadrado. Pero, por fortuna para el Atlético, ambos están lesionados para mañana. En definitiva, que será un partido duro, en el que nadie nos va a regalar nada, pero en el que el Atlético, pese a todo lo dicho mas arriba tiene sus opciones. Además del resultado, por aquello que decía Simeone cuando le preguntaban si le daban miedo los partidos grandes: “Esos son los que menos me preocupan. Por esos partidos son a morir. Y a morir… los míos mueren”

Fotos: Rubén de la Fuente

Autor: Vicente Soto

Nacido en Madrid, Criado en Ferrol. En Grenoble por trabajo. Ingeniero dedicado a las finanzas. Apasionado del fútbol. Atlético "a muerte". Socio nº 7646

Comparte este contenido en
468 ad

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies