La hora de Kalinić

La lesión de Diego Costa en el partido de Champions frente al Brujas encendió todas las alarmas en el seno del Atlético de Madrid. Pese a que el estado de forma del hispano-brasileño no estaba siendo el mejor, nadie en la parroquia rojiblanca se atrevía a cuestionar la incidencia del ariete de Lagarto en el esquema de Diego Pablo Simeone. Menos aún cuando el ‘19’ se retiró del campo dolorido tras haber regalado en bandeja de plata un nuevo gol a Griezmann. Es cierto: los números de Costa en Liga preocupan. 0 goles en 7 partidos son cifras poco habituales en un delantero de primer nivel como él. Sin embargo, su asociación con Antoine y la confianza ciega tanto del ‘Cholo’ como de la hinchada han pesado demasiado como para dudar de su titularidad.

Las muestras de dolor de Diego despertaron las dudas en la grada del Metropolitano. ¿Por quién apostaría Simeone para reemplazar la baja del internacional español? Las alternativas eran múltiples. Durante la semana, el ‘Cholo’ probó con Correa y Griezmann en punta o, incluso, con un cambio de sistema que dejara al francés como única referencia. Algunas voces reclamaban la presencia de Borja Garcés, el chaval que se había encumbrado como el salvador del Atlético en el partido frente al Éibar. Sin embargo, a la hora de la verdad, el entrenador argentino decidió apostar por la alternativa más continuista y, a la vez, menos popular: Nikola Kalinić.

Desde su llegada al conjunto colchonero, pocos han sido los que han respaldado la incorporación del delantero croata. Su horrible año en Milán –apenas 6 goles en 31 partidos– y su polémica salida de la Copa del Mundo (según diversos medios, por haberse negado a jugar los minutos finales del primer partido) le valieron la etiqueta de futbolista mediocre y poco comprometido. Su escasez de minutos en este primer tramo de la temporada no hizo sino incrementar las críticas de los más escépticos. Hasta este fin de semana, ‘Niko’ apenas había disputado 76 minutos en Liga.

Kalinic estuvo muy enchufado en el partido frente al Betis. Foto: Rubén de la Fuente

Kalinic estuvo muy enchufado en el partido frente al Betis. Foto: Rubén de la Fuente

Por ello, pese a ser el relevo natural de Costa, su presencia en el once titular no dejó de ser una sorpresa para propios y extraños. La visita del Betis sería el gran examen para un delantero que busca recuperar en Madrid el olfato perdido de sus días en Ucrania y Florencia. Contra todo pronóstico, Kalinić causó una gran impresión entre los aficionados que se dieron cita en el Metropolitano. Especialmente en el segundo acto, el delantero croata exhibió lo mejor de sus cualidades.
Lejos de las aptitudes físicas de Costa, Kalinić dio una auténtica lección de lo que debe ser un ‘9’ de área. Supo ganar las disputas aéreas, bajó cada balón en largo haciendo uso de su gran corpulencia, temporizó con un magnífico juego de espaldas y dispuso de un par de ocasiones para marcar. La primera resumió exactamente lo que es él. Recibió el cuero de espaldas, se giró con un control orientado y disparó sin pensarlo hacia la portería. Solo el palo evitó que fuera uno de los goles de la jornada. Extenuado y sin el premio del gol, el Metropolitano reconoció su labor poniéndose en pie y ovacionando su salida del campo en el 66’. Al término del encuentro, Simeone no dudó en elogiar la actuación de su delantero. “Kalinić demostró que es el jugador que fuimos a buscar”, afirmaba satisfecho el bonaerense.

Toda vez que puede ser probable la baja de Diego Costa para la visita a Villarreal, la afición del Atlético de Madrid se pregunta si las buenas sensaciones mostradas por Kalinić en su debut como titular serán flor de un día. Solo el tiempo lo dirá, pero lo que sí parece claro es que el balcánico ha entrado de lleno en la rotación del cuadro colchonero. ¿Qué puede ofrecer ‘Niko’ al Atlético de Madrid? Su perfil es totalmente opuesto al de Costa. Si el hispano-brasileño es potencia, Kalinić es envergadura. Si uno basa su juego en atacar los espacios con desmarques de ruptura y diagonales, el otro se desempeña mejor fijando a los centrales y jugando de espaldas.

Si bien la presencia de Kalinić exige otra forma de juego más posicional (más al estilo Mandžukić), su estilo puede potenciar otras facetas en la dinámica del equipo, como la llegada de los hombres de segunda línea, la capacidad de retener más la posesión del balón o un mayor poderío aéreo en los centros laterales. Otro factor a tener en cuenta es la asociación del croata con Griezmann. Pese a que Antoine no estuvo del todo inspirado en el partido contra el Betis, el galo ya demostró con un delantero del perfil de Mandžukić que puede complementarse a las mil maravillas con un delantero más clásico y rematador que Costa.
Todavía es pronto para sacar conclusiones, pero Kalinić parece haber convencido a Simeone para ser la tan ansiada alternativa al indiscutible Costa. Ahora, con el parón de selecciones y su no convocatoria con Croacia, el ‘9’ colchonero tendrá la oportunidad de seguir cogiendo los automatismos del ‘Cholo’ en Majadahonda y prepararse a fondo para su nuevo test en El Madrigal. Sin hacer ruido y sin acaparar los focos, ha llegado la hora de ‘Niko’.

Autor: David Gómez

Alcarreño. Adicto a la buena música y a la escritura. Estudiando y haciendo periodismo con un micrófono y un papel. Esclavo de una pasión llamada Atlético de Madrid.

Comparte este contenido en
468 ad

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies