Atletismo: la sección más antigua del Atlético de Madrid

El atletismo es la sección más antigua de la historia del At.Madrid. En 1903, el Athletic Club de Madrid ya contó con su equipo de atletismo. Ese año, Charles, atleta suizo del Athletic, ganó una carrera pedestre por las calles de Madrid organizada por Manuel Rodríguez Arzuaga, socio del club, y el diario “Heraldo de Madrid”. En los siguientes años se siguió disputando esta prueba además de otras competiciones atléticas como los Juegos Atléticos de Madrid y los Juegos Olímpicos de Madrid.

En 1916, el Athletic contrató al alemán Erwin Kossak como capitán y preparador de la sección. Kossak revitalizó el atletismo rojiblanco y lo colocó en la élite nacional. Además, Julián Ruete, presidente colchonero, promocionó el atletismo en Madrid. Los atletas rojiblancos acumularon varios récords de Castilla y España. En esos años, la sección de atletismo del Athletic vivía una época dorada con atletas de nivel como Reparaz, Botín, Urquijo, Grasset, Fajardo, Retuerto, Kossak, Torres, Lorenzana, Prendes, Entrecanales, Aguilar, Adarraga, Coronado y Escrivá. Asimismo, el atletismo español comenzó su crecimiento. Las Federaciones regionales aparecieron al amparo de la Federación nacional y se organizaron las primeras competiciones oficiales.

En 1921, Kossak dejó el Athletic; José Luis Grasset le sustituyó. La sección mantuvo el tipo hasta que la Real Sociedad Gimnástica Española arrebató al Athletic el reinado del atletismo local y nacional. En los años 30, el Athletic desempeñó un papel secundario y sólo destacó la polifacética Margarita Moles con sus récords de España en peso, martillo y disco. Cuando estalló la Guerra Civil española, el atletismo colchonero languidecía y miraba al pasado con nostalgia, sobre todo, a la época del alemán Kossak.

Después de la contienda bélica, el At.Aviación reanudó la sección en 1942. El fondista Antonio Gómez Urtiaga se erigió en la figura del equipo. Sin embargo, un año después, Urtiaga fichó por el R.Madrid con lo que mermó de manera considerable la sección rojiblanca. En 1945, el club colchonero prescindió del atletismo. Con motivo de la celebración de las Bodas de Oro del At.Madrid, el Marqués de La Florida, presidente colchonero, retomó la sección de atletismo en noviembre de 1952. El club designó a Pedro Escamilla como delegado y preparador del equipo. Los rojiblancos conquistaron tres campeonatos de Castilla (1953, 1954 y 1955) y uno de España (1953). No obstante, al inicio de la campaña 55/56, el At.Madrid disolvió la sección por motivos económicos. En aquellos años, destacaron como colchoneros Ugarte, De la Quadra Salcedo, Aguilar, Abascal, Tuduri, Gilabert, Cerezo, Hurtado, Sainz de los Terreros, Vidal, Ruiz, De Diego, Moret, Rubiano, Bravo, Tormo, Vidal, Cavero, Cabrera y Puertas.

Varios años después, en febrero de 1966, el atletismo regresó al At.Madrid de la mano de Francisco Camacho Planchuelo, secretario técnico. La directiva rojiblanca encabezada por Vicente Calderón apoyó la sección. El Atlético formó un bloque notable que causó envidia en el resto de clubes españoles. Atletas de categoría ingresaron en el seno de la entidad de la ribera del Manzanares: Alberto de la Gándara, Alberto Esteban, Carlos González, Luis Rodríguez, Pedro Cerda, José Antonio Chacón, Bemer Scheneider, Jaime Rubia, José Ignacio Gómez, Juan Carlos Alvarez, Félix Vivas, José Luis Pascual, José Antonio Llorente, María Carmen Paredes, María del Pilar Pardo, Sagrario Aguado, Emma Albertos y Dolores Ruiz.

En 1967, los rojiblancos ascendieron a la Segunda División. Un año después, el At.Madrid luchó por el ascenso a Primera, pero una polémica descalificación lo impidió. Así, se relató lo acontecido en el diario “Marca” del 6 de mayo de 1968:

El Atlético de Madrid parecía ganador, pero el suizo Scheneiter, que llegó primero a la meta en los 5.000 metros, fue rigurosamente descalificado por empujar a dos adversarios, como hizo Gamoudi en Tokio con Mills y Clarke. Sólo que al tunecino no le descalificaron y al Schenneiter sí. Y por eso perdió la primera colocación el equipo rojiblanco madrileño, que sin ese percance hubiese ganado por 15 o 20 puntos de diferencia. […] Y la decepción de los rojiblancos, cuyo presidente Vicente Calderón estaba en el palco presidencial, y a quien rogamos no tome en consideración la deplorable organización, sin marcadores, sin información, sin detalle, sin color, de ayer. Flaco favor se le hace al atletismo con estas cosas”.

Este hecho desmoralizó tanto a Vicente Calderón quien decidió suprimir la sección en el verano de 1968. La mayoría de los atletas rojiblancos ficharon por el C.D. Canguro de Madrid. Francisco Camacho explica la defunción de la sección:

“La polémica del Campeonato de España de Segunda y el hecho de no poder ascender a Primera provocaron la disolución de la sección. Calderón y Campano se enfadaron y cortaron por lo sano. Antes de ello, incluso se estaba pensando ofrecer becas a los atletas. Esto causó envidia. Se quería hacer el mejor equipo de España, pero todo se fue al garete. Hubiese sido muy bueno para el atletismo español. La sección desapareció para siempre. Todos los trofeos que se ganaron están hoy en día en la sede del Club Atlético de Madrid”.

De esta manera, el atletismo rojiblanco, la sección más antigua del At.Madrid, fallecía. Atrás quedaban récords de España y Castilla, trofeos, campeonatos y una amplia lista de notables atletas tanto masculinos como femeninos.

Foto: planetatriatlon.com

Autor: Fernando Sánchez

Periodista, deportista, entrenador de fútbol, cinéfilo y escritor.

Comparte este contenido en

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies