El Atleti no tiene frío contra los rusos

Aunque no abundan, no son pocos los enfrentamientos que ha tenido el Atleti contra equipos rusos. Casualmente, la mayoría han sido con Simeone en el banquillo, quizás influya que sea la época en la que más asiduo ha sido el club colchonero a las competiciones europeas. De momento, cinco enfrentamientos distribuidos en nueve partidos con un balance bastante positivo: 5 victorias, 3 empates y una derrota, números que hacen ser optimistas a los amantes de las estadísticas para la eliminatoria frente al Lokomotiv de Moscú, el primer equipo ruso que repite enfrentamiento contra los rojiblancos. Sin embargo, será la primera vez que visiten Madrid ya que el anterior encuentro fue cuando la UEFA conservaba un sistema de competición algo rocambolesco con los partidos de la fase de grupo a una ronda.

Como rocambolesco fue el partido que jugó el equipo que por entonces entrenaba Javier Aguirre. Tónica habitual de la época. Empezar ganando, que se te ponga el partido cuesta arriba por errores defensivos propios de benjamines y que termine solucionando la papeleta el Kun Agüero. Al final, el Atlético eliminado en dieciseisavos de final en su vuelta a las competiciones europeas.

Antes, el Atlético ya había visitado Moscú, esta vez para enfrentarse contra el Spartak en 1972. La derrota por 3-4 en el Calderón hacía que el pase a cuartos de final en la Recopa se complicara en exceso. Y eso que pudo ser peor, ya que a falta de 15 minutos el equipo de Max Merkel perdía 0-3. Se llegó con opciones a Rusia y casi se logra darle la vuelta a la eliminatoria dos semanas más tarde. De hecho, los rojiblancos se pusieron 0-2 aunque por poco tiempo, a los cuatro minutos el Spartak marcó el 1-2 definitivo.

El resto de enfrentamientos ya son con Diego Pablo Simeone sentado en el banquillo. Si rocambolesco fue el encuentro que dirigió Javier Aguirre, no hay palabras que puedan definir la primera eliminatoria del Cholo contra un equipo ruso, en este caso el Rubin Kazan. Será difícil de olvidar aquel “sube Asenjo” en el partido de ida que acabó finiquitando la eliminatoria, en contra, claro está. El 0-1 dejaba la eliminatoria viva, el 0-2 no tanto. Y Orbáiz se cruzó el campo en el descuento para marcar el segundo. En la vuelta Falcao daría esperanzas pero fue insuficiente para pasar de ronda. De todas formas, aquel año era prácticamente una evidencia que la competición no importaba, había otras prioridades que acabaron con el gol de Miranda en el Bernabéu.

Un año después, se demostró que la situación tragicómica vivida no fue más que eso, una tragicomedia. Esta vez en Champions League el rival era el Zenit de San Petesburgo. El Atlético volvía a la Champions cuatro años después y lo hizo con solvencia. La solvencia de la victoria en la ida sería el preámbulo de aquella fase de grupos en la que los rojiblancos sólo tropezaron precisamente frente al Zenit con un empate a 1 en su feudo. Eso sí, los de Simeone fueron de vacaciones ya que tenían el primer puesto asegurado faltando dos jornadas.

Los últimos choques fueron la temporada pasada ante un rival menos conocido pero que puso en dificultades al Atleti. El Rostov hizo sudar sangre a los rojiblancos en su casa, donde un gol de Carrasco decidiría el partido y posteriormente una victoria de los rusos ante el Bayern de Munich le daría el primer puesto a los del Cholo. En el Calderón hubo más problemas todavía, lo que parecía un partido cómodo se fue complicando hasta el punto de tener que decidir Griezmann con el tiempo cumplido.

 

Foto: RUBÉN DE LA FUENTE

 

Author: Emilio Cabrera

Cañailla afincado en Sevilla y del Atleti. Estudiante de Periodismo

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies