1984-1985 – El año del Sión y de la Copa al Athletic

El 26 de julio de 1984, el Atlético de Madrid se presentó en el Estadio Vicente Calderón. El entrenador Luis Aragonés declaró:”Lucharemos por el título de Liga”. El presidente Vicente Calderón afirmó:”Voy a exigir títulos”. El Atlético no saboreaba las mieles del triunfo desde la conquista de la Liga 76/77. El club, que seguía con su austeridad económica y apuesta por la cantera, incorporó a Morán procedente del Barcelona con la carta de libertad, además Abel, Manolo Agujetas, Cuevas y Tomás II jugaban con el filial si bien ya entrenaban con el primer equipo. Mientras tanto Marian se marchó al Celta de Vigo y Víctor Porras al Valladolid, así como se cedió a Pedro Pablo al Recreativo de Huelva. De esta manera, el plantel colchonero de la temporada 84/85 quedo formado por: Mejías, Pereira, Abel, Arteche, Clemente, Juanjo, Ruiz, Tomás, Balbino, Marcelino, Votava, Tomás II, Julio Prieto, Landáburu, Manolo Agujetas, Mínguez, Quique Ramos, Cabrera, Hugo Sánchez, Marina, Pedraza, Rubio, Cuevas y Morán.

El At.Madrid realizó la concentración de pretemporada en Segovia del 26 de julio al 7 de agosto. Luis Aragonés ayudado por su ayudante Jesús Martínez Jayo y el preparador físico Angel Vilda puso en marcha la nave colchonera. En los torneos veraniegos, el Atlético acabó subcampeón en el Torneo Triangular de Lisboa (Portugal), en el Torneo de Eindhoven (Holanda) y en el Trofeo Villa de Madrid. El 1 de septiembre de 1984, en la primera jornada del Campeonato Nacional de Liga, el At.Madrid empató a cero goles contra el Español en Sarriá. A continuación, los jugadores de todos los clubes de Primera División se declararon en huelga por no llegar a un acuerdo en el convenio colectivo entre la Asociación de Futbolistas Españoles, la Liga Profesional de Fútbol y la Real Federación Española de Fútbol. Las entidades decidieron disputar los partidos con jugadores de sus filiales, sus conjuntos amateurs y sus juveniles. Así, el 9 de septiembre, el Atlético venció por 3-0 al Osasuna en el Estadio Vicente Calderón (5.000 espectadores). El club colchonero alineó a jugadores del filial, del aficionado de Tercera División e incluso un juvenil. Las entidades perdieron mucho dinero en taquilla y se decidió aplazar la Liga hasta lograr un acuerdo con la A.F.E. Al final, el 19 de septiembre, se selló la paz.

Mientras tanto el At.Madrid afrontó los 1/32 de final de la Copa de la UEFA. El 19 de septiembre, en el choque de ida, el Sion (Suiza) superó por 1-0 al conjunto madrileño en el Estadio Tourbillon. El gol de Cina (75’) batió a un penoso Atlético. El 3 de octubre, en el partido de vuelta, el equipo español cayó por 3-2 frente al Sion en el Vicente Calderón. Los suizos se pusieron 3-0 a los trece minutos, Hugo Sánchez y Pedraza recortaron distancias antes del descanso, pero los locales no pudieron marcar más tantos en la segunda mitad. El Atlético volvió a quedar apeado a las primeras de cambio. De regreso a la Liga, el equipo de Luis Aragonés peleaba por el liderato con el Barcelona. En la octava jornada, el conjunto azulgrana encabezaba la tabla con 13+3 puntos seguido de los colchoneros con 11+3 puntos. En la siguiente fecha, el 28 de octubre de 1984, el Barcelona se impuso por 2-1 al At.Madrid en un casi lleno Vicente Calderón. A la conclusión de la primera vuelta, la formación catalana lideraba la clasificación con 27 puntos en tanto que la escuadra madrileña apenas sumaba 20 puntos. Por último, en la Copa de S.M. El Rey, el At.Madrid eliminó al Parla (Segunda División “B”) en la segunda ronda y al Málaga (Primera) en la tercera eliminatoria.

El Atlético de Madrid arrancó muy bien la segunda vuelta del Campeonato Nacional de Liga 84/85; los rojiblancos enlazaron tres victorias y dos empates que les colocaron segundos a ocho puntos del Barcelona. La racha continuó con los triunfos contra el Murcia y el Hércules hasta que el Valencia venció por 3-2 a los colchoneros en el Estadio Vicente Calderón. El Atlético se quedaba a diez puntos del Barcelona, si bien con un partido menos, antes de la visita al Nou Camp. En la 26ª jornada, el conjunto rojiblanco empató a dos tantos contra los catalanes en la Ciudad Condal. Migueli (23’) adelantó a los locales, luego Hugo Sánchez (62’) y Cabrera (63’) dieron la vuelta al marcador, mas Archibald (88’) igualó el choque. El At.Madrid siguió pugnando por el campeonato de la regularidad, pero no pudo acercarse al imparable conjunto azulgrana que se adjudicó la Liga en la 30ª jornada. En las últimas fechas ligueras, el At.Madrid goleó por 4-0 al R.Madrid en el Santiago Bernabéu gracias a los tantos de Hugo Sánchez (3’), Marina (11’) y Cabrera (82’ y 89’). El Barcelona concluyó primero con 53+19 puntos seguido del At.Madrid con 43+9. Además, Hugo Sánchez obtuvo el Trofeo Pichichi con 19 goles.
A continuación, el Atlético de Madrid se plantó en la final de la Copa de la Liga después de eliminar al Murcia (octavos de final), al Betis (cuartos de final) y al Español (semifinales). En el partido de ida de la final, el At.Madrid venció por 3-2 al R.Madrid en el Estadio Vicente Calderón. En el choque de vuelta, el cuadro blanco se impuso por 2-0 en el Santiago Bernabéu. La escuadra colchonera perdía por segundo año consecutivo la final de esta efímera competición. Mientras tanto el Atlético de Madrid dio la talla en la Copa del Rey. Los rojiblancos se metieron en las semifinales tras superar al Deportivo de La Coruña y al Sporting de Gijón. En el encuentro de ida de las semifinales, el 19 de junio de 1985, el cuadro madrileño goleó por 3-0 al Zaragoza en el Estadio Vicente Calderón. Los tantos de Quique Ramos (26’), Cabrera (35’) y Mínguez (89’) pusieron en franquía la eliminatoria para los capitalinos. En el partido de vuelta, el 23 de junio, el Zaragoza ganó por 3-1 al Atlético en La Romareda. Conde (8’) adelantó a los maños, Hugo Sánchez (68’) igualó el choque y los tantos de Casajús (83’) y Ayneto (86’) metieron el miedo en el equipo de Luis Aragonés. En la otra semifinal, el At.Bilbao superó al Betis. Así, la final estaba servida: At.Madrid-At.Bilbao (vigente campeón copero).

El 30 de junio de 1985, casi se llenó el Estadio Santiago Bernabéu para presenciar la final de la Copa de S.M. El Rey. Jugaron por los madrileños: Mejías, Votava, Arteche, Ruiz, Clemente (Balbino 61’), Julio Prieto, Landáburu, Marina, Quique Ramos, Hugo Sánchez y Rubio (Mínguez 82’). En el minuto 24, el árbitro señaló penalti al considerar que Urtubi despejó con la mano un córner lanzado por Landáburu, aunque en las repeticiones se apreció, si bien con dificultad, que el balón fue rechazado por el larguero. Hugo Sánchez transformó la máxima pena. Luego, en el minuto 54, Landáburu lanzó un balón en profundidad a Hugo que se coló entre la defensa vasca para batir a Zubizarreta. El At.Bilbao lo intentó todo, pero sólo pudo recortar distancias con el tanto de Julio Salinas (75’). El At.Madrid conquistó su sexta Copa de España y rompió ochos años sin títulos. El club de la ribera del Manzanares cerró una magnífica campaña 84/85: Campeón de Copa del Rey (clasificado para la Recopa), subcampeón de Liga y Copa de la Liga. El único lugar fue la eliminación en la primera ronda de la Copa de la UEFA.

Autor: Fernando Sánchez

Periodista, deportista, entrenador de fútbol, cinéfilo y escritor.

Comparte este contenido en

1 Comentario

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies