No les demos el gusto de fallar

Hay que molestar hasta el último segundo, insistir para que el sueño de la Liga se haga realidad. El Atlético de Madrid está viviendo una de esas temporadas en la que si gana cinco partidos seguidos se aleja del pelotón para desmarcarse hacia el campeonato, unas jornadas engañosas en las que cualquier equipo te puede pintar en la cara y, sin duda, el rival de mañana es uno de ellos.

El Girona C.F. tiene los mismos puntos que el Real Madrid, no le hemos conseguido ganar en ninguno de los dos partidos que hemos disputado frente a ellos y, para más inri, aún les escuece ese empate del año pasado en el último minuto y con uno menos. Esta cita es una trampa en la que los grandes siempre pican, pues el club blanco perdió el año pasado en Montilivi y el F.C. Barcelona ha empatado este curso frente a sus vecinos. Moraleja: nada es lo que parece, hay que andar con mil ojos y evitar fallos que puedan decantar el partido.

Griezmann intenta el remate acrobático la temporada pasada en Montilivi. Foto: agencias

Griezmann intenta el remate acrobático la temporada pasada en Montilivi. Foto: agencias

El Atleti debe vencer y esperar. Meter presión a los dos de arriba y aprovechar los despistes ajenos. Los rivales directos de los colchoneros juegan ante rivales importantes y, si salen bien las cosas, podría ocurrir que la jornada 14 terminase con un liderato en rojo y blanco. Para conseguir esto los colchoneros deben ganar fuera del Metropolitano, algo que no se consiguen en Liga desde el pasado 22 de septiembre. Tres puntos para mantenerse en la lucha, como el boxeador que no cae después de una buena tanda de golpes.

Otro de los focos se va a posar sobre Griezmann. El francés viene de ofrecer un recital futbolístico ante el Mónaco y, pese a ser obviado por los que votan el Balón de Oro, el galo tiene ganas de jugar otro buen partido ante el Girona. Para los despistados, en ese campo empezó la barra libre de críticas, ninguneos y rumores sobre el ‘7’ atlético; en Montilivi el gallo fue expulsado y sancionado durante varios encuentros. Ahora vuelve, y con ganas, para enterrar todos los fantasmas que se escaparon en ese maldito campo.

Los de Simeone no pueden dar el gusto a sus detractores de fallar, llevan mucho tiempo esperando que este equipo caiga y vuelva a la senda de lo que era el conjunto de Manzano. Sin embargo, el partido a partido les está amargando la existencia y, por lo que se percibe en el ambiente, empiezan a tener cierto miedo a que este equipo se mantenga en la pelea del título hasta el final. Por eso mañana toca ganar, seguir luchando y, cómo no, continuar molestando.

Autor: Antonio Rodríguez

Periodista digital, de papel o de lo que sea, pero siempre reinventándome. Escribo sobre lo que me gusta y lo comparto con vosotros. De Almería. Música y mucho Atleti. Si se cree y se trabaja, se puede.

Comparte este contenido en
468 ad

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies