Mancillar y humillar un legado

El estadio Vicente Calderón no lo construyeron Gil y Cerezo pidiendo un crédito a un banco de Carlos Slim, el estadio del Manzanares, con mucho esfuerzo, con varias paralizaciones de obras y el sacrificio del club, se construyó con las cuotas de socio de nuestros padres y nuestros abuelos, los que nos inculcaron la esencia de ser del Atleti y amar estos colores.

Veintiséis años después de su construcción Gil y Cerezo se apropiaron indebidamente del club y por ende del estadio, incluso unos años después se lo cedieron a una sociedad de su propiedad para cobrarle un alquiler al Atleti por jugar en el campo que hicieron sus socios. Con el beneplácito de una afición que traga con todo, decidieron venderlo sin consultar, habían entrado en tu casa como ocupas y te la venden sin preguntarte, insólito. Pero como aún así les parecía poca humillación y se descojonan de un aficionado que jamás les importuna en la grada, decidieron que la despedida del estadio no la iba a hacer el equipo cuyos socios pagaron con mucho esfuerzo la construcción del mismo, sino que les parecía mejor alquilárselo a la Federación para que lo despidan otros.

Con la trayectoria, no cabe duda que ellos ni son del Atleti, ni saben lo que representa, pero esta afición tiene lo que se merece, ni más ni menos, porque lleva muchos años consintiendo que se mancille y humille el legado de sus antepasados.

Autor: Dario Leiva

Periodista. Colchonero de corazón. Si se cree, y se trabaja, se puede.

Comparte este contenido en

3 Comentarios

  1. Lo que dices falta a la verdad. Cuando se vendieron las acciones a los socios, ¿cuantas fueron compradas por estos?. Plantearos porque y quienes son los verdaderos responsables de que el club tenga un dueño diferente a sus antiguos socios

    Escribe una respuesta
  2. No se podría explicar mejor. Tenemos lo que nos merecemos.

    Escribe una respuesta
  3. Creo que es cierto. Esta afición se acomodó desde un principio, y, claro…. de estos lodos bienen estos.l…
    Ahora ya no hay nada que hacer. La justusticia de este paíds, ya sabemos como es, y ha hecho ricos a muchos delincuentes, a costa del sudor de tanta gente que ya no está entre nosotros.
    Yo como creyente que soy, tengo la esperanza de que algún día paguen estos ocupas, sus grandes delitos. El paatriarca mayor, ¡A saber como lo está pagando, si pudiera prevenir a los que les dejó lo robado como herenci, a buen seguro que lo haría, pero para él, ya es tarde.

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies