Un equipo demasiado tierno

Llegó el retorno al escenario del crimen, el lugar donde el Atleti murió y empezó a nacer de nuevo, porque aquella noche aciaga fue tal vez la que accionó el interruptor de la renovación brusca, del equipo nuevo. Era un encuentro exigente, en un escenario sobrio, ante la Juve, un campeón que permanece invulnerable en la temporada. Una buena vara de medir para los de Simeone, que hicieron un buen partido, a la altura de las circunstancias, pero acabaron perdiendo. Y esa adversativa anula cualquier excusa bajo el concepto de Simeone.

El Atleti se desembarazó muy pronto del dominio local, lo hizo a base de presión alta para incomodar la salida de la Juve y con ataques ataques rápidos, con buen pie, a las órdenes de Herrera que va ganando espacio en ese medio campo al lado de Thomas, el otro jugador que por el medio conseguía abrir boquetes entre líneas italianas. Morata estaba arriba con Vitolo, y trabajó incansable el madrileño, muy responsabilizado del papel que ahora juega en este equipo. Hubo quince minutos de mando en los que el Atleti se acercó al portero polaco. Un rechace de Thomas a la salida de un córner fue arriba, un disparo de Saúl desde la frontal en una de sus añoradas diagonales, un centro de Trippier que Danilo peinó muy justo para evitar el remate a bocajarro de Morata y una sucesión de córners por derecha e izquierda acongojaron a la Juve de Sarri, que volvió al partido muy al final del primer tiempo, con poca presencia ofensiva salvaguardando el estilismo de Dybala, en cuyos pies, la pelota se convertía en un ente armónico que daba sentido al juego bianconero. Todos pensaban en el descanso cuando una falta absurda y casi inexistente de Hermoso a Betancour en el lateral del área propició un golazo de Dybala de falta directa. Pudo hacer un poco más Oblak en el remate durísimo del argentino, que ingresó en el partido con el tocado de los días de magia,  pero lo cierto es que el Atleti volvía a encajar un gol sin apenas darse cuenta.

Simeone se desgañitó en la banda para animar y corregir a los suyos. Foto: atleticodemadrid.com

Tras el descanso Simeone dispuso los cambios con celeridad. Primero Joao, después Correa y por último Lemar, entraron al partido sutituyendo a Vitolo, Herrera y Lodi, en busca de la ofensiva total. Al Atleti no le valía la derrota, claro, ni siquiera el empate, Simeone necesitaba quemar sus naves. En el minuto cinco tuvo un rechace dentro del área Saúl, pero el ilicitano anda con el instinto perdido. No hubo gol. Después Joao lo intentó desde lejos con dos disparos que llevaron poco peligro. Hubo un pase excelso con el exterior del portugués a Correa, que erró el control dentro del área y dio tiempo a de Light para que abortase lo que podía haber sido un remate franco a gol. Chutó más tarde Saúl desde la frontal, muy desviado. Lo intentó Lemar con un disparo que se fue alto y en el último suspiro hubo una preciosa jugada combinativa en la que un pase de Joao a Correa sirvió para que éste pusiera la pelota a empujar a Morata, que tropezó solo en boca de gol y no alcanzó a rematar. Esa jugada fue un cierre con bastante definición. El Atleti dominó el juego, dio buenas sensaciones, permaneció sólido atrás, llegó al área de la Juve, pero con esa bisoñez recurrente, con esa ternura en el intento, las defensas rivales respiran aliviadas. Uno a cero. La Juve no necesitó más que marcar su ocasión. El Atleti conoce esa historia, aunque ahora la mira con distancia, mientras se reconstruye a sí mismo. Las grandes cosas necesitan tiempo, pero la clasificación no lo concede. Se jugará todo en el próximo partido.

Foto: atleticodemadrid.com

Autor: José Luis Pineda

Colchonero. Finitista. Torrista. Nanaísta. Lector. Escribidor a ratos. Vivo en rojiblanco.

Comparte este contenido en
468 ad

3 Comentarios

  1. Bueno, todo se perdona al entrenador por ser el Cholo. Nunca ninguno antes había tenido tanta persimibilidad en este banquillo. Cuando nos llevó al Cielo, le aplaudimos, ¡él era el máximo responsable! Ahora que poco a poco nos lleva al infierno, casi nadie le reprocha nada y parece que todo eso es normal.
    Es un hombre que no crée en la cantera; Dos jugadores con un futuro impresionante, decidieron marcharse del clun, a pesar de que el atlétic les propuso igualarles la ficha de sus actuales clubes, pero se fueron, a buscar proyectos deportivos más interesantes, ya que saben que los métodos de siempre de este entrenador, hace mucho tiempo que han tocado al fin.
    Veo con sana envidia a jóvenes comon Rodrigo, Valverde, Carlos Pérez Aleñak,… Pero nosotros les cerramos el paso con jugadores como LLorente, herrera Lemar, y otros más.
    Si por desgracia pasamos a octavos en la Champions, será el fin; jugando así, nno llegaremos a cuartos, y entonces se acaba Europa, e ingresos extraordinarios. El Barsa, aún jugando mal, remonta partidos y posiblemente, el domingo nos ponga en nuestro sitio. ojalá me equivoque.
    Pienso en que si no hay pronto un cambio en el banquillo, nos iremos al infierno, eso sí, haciendo millonario al que posñiblemente nos hunda una vez más.

    Escribe una respuesta
  2. Llevamos ya bastantes partidos con una defensa que reúne todos esos condicionantes que usted señala. A la bisoñez y la ternura, yo añadiría la de inexperta, a pesar de que algunos acumulan años en competiciones de gran nivel.
    Ayer la peligrosidad de la Juve vino más por nuestra parte que por la creatividad de ellos, si eceptuamos a Dybala.
    Imcorporar un solo jugador a la defensa acarrea inseguridad. Pero cuando sucede que tiene que innovar toda la defensa, hasta Oblack, el portero mas tranquilo del mundo, se puede poner nervioso.
    El gol es como consecuencia de una mala solución de nuestra defensa y el acierto de un tiro que solo buscaba lo que se llama «un rebote y a ver si entra». Y entró.
    Los cuatro que estaban ayer conformando la defensa del Aleti, y ya lo llevan haciendo bastantes partidos, el año pasado ninguno de ellos estaban entre los 15 mejores en sus puestos, en una clasificación que se hiciera sobre la calidad de futbolistas a nivel mundial. Y han venido a suplir a la quizás una de las mejores defensas,como seguras, que ha habido en España en los últimos 25 años.
    La critica que se hace a Simeone tiene argumentos que valen cuando se quiere comparar su labor con algo. No en como se gestiona esa labor.
    Comparar solo tiene validez cuando se hace poniendo a dos con las mismas armas. Y me temo que esa comparación para valorar a Simeone, sale con una deficiencia en las «armas» que se emplean.

    Escribe una respuesta
  3. Desde la pretemporada, y a pesar de los resultados, ya se veía que este equipo tenía menor potencial defensivo, los rivales le llegaban más al área y transmitía menos seguridad defensiva. Sin embargo, el ambiente general (alentado convenientemente por la Caverna) era de euforia y cierto revanchismo hacia Griezmann (alentado también por la Caverna) por haberse

    A estas alturas de temporada vemos que el equipo se esfuerza por competir pero queda trabajo por hacer, porque los nuevos jugadores no tienen las características de los que se fueron y eso ha hecho que el rendimiento del bloque sea inferior. Las «figuras» que algunos se fabrican o les ayudan a fabricar al principio de temporada, resulta que, a mitad de temporada, son figuras con los pies de barro.

    Para que esta plantilla sea competitiva a alto nivel, se necesita trabajar más la colocación y la presión, y aumentar la concentración para evitar goles como el de la Juventus, y ese trabajo corresponde tanto a Diego Simeone como a los jugadores que han venido con la etiqueta de figuras.

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies