Un desastre

El partido fue un desastre de principio a fin y trajo como consecuencia una situación que deja la clasificación en manos de combinaciones extravagantes. El Milán llegó al Metropolitano y jugó un señor partido, en todo momento superior, minimizó todas y cada una de las virtudes del Atleti, y campó a sus anchas. Parecían los papeles cambiados porque los italianos deberían estar desesperados por la victoria, pues nada más que eso los mantenía con un soplo de vida. Los locales en cambio tenían múltiples posibilidades, incluso un empate, conocida la derrota del Oporto en Anfield, le dejaba en situación envidiable para la última jornada. Pero aquello estaba al revés, era el Atleti el que jugaba con prisas, el que parecía desesperado, el que no era capaz de tener la pelota, de combinar tres veces seguidas. El Milán, con Tonalli y Brahim en el medio, tocaba la música que le gustaba, inusualmente tranquila, esperando el final, el acelerón último, el gol salvador que, para poner fin a la catástrofe, llegó.

Simeone puso lo mejor que tenía, Llorente al lateral, la defensa de cinco, Lemar, De Paul, Suárez, Griezmann. Todo. Pero el equipo no se encontró en ningún momento. La precipitación fue la constante, la falta de control la condena. Sólo Griezmann aportaba de vez en cuando un destello, que fue del todo insuficiente. En la segunda mitad Simeone agitó el banquillo introduciendo a Lodi por Hermoso, que había hecho un partido horrible y a Correa por Lemar, intrascendente en todo momento. Lodi consiguió algo que era francamente difícil, que fue empeorar el partido de Hermoso y Correa se sumó a la intrascendencia general. Después entraron Cunha y Vrsaljko y al final, con el cero a cero peligrando y sabedores todos de que el empate era oro, Kondogbia fue al medio para arreglar nada.

Los cambios del Milan en cambio aportaron frescura, el equipo fue cada vez a más y ya en el tramo final, detectó a las claras la debilidad rojiblanca. El Atleti era un manojo de nervios, un equipo loco por terminar, pérdida tras pérdida, pelotazo tras pelotazo. Una jugada por el ataque izquierdo, una mala basculación de Vrsaljko, un centro al área y un delantero rojinegro, Junior Messias, rematando más solo que en un entrenamiento sin defensas. Tragedia. Desastre. Con todo, Cunha pudo haber salvado aquello en el último minuto, pero para no quebrar la historia erró un gol increíble a pase de Llorente.

Queda un partido y quedan posibilidades, todas pasan por la victoria en tierras portuguesas y mirar de reojo lo que ocurra en Milan, porque una derrota del Liverpool haría casi inaccesible la clasificación. Pero bien mirado, el Atleti está llegando a la última jornada con más opciones de las que debería, después de estar completando una fase de grupos infame, en la que se ha mostrado inferior a todos sus rivales en la mayor parte del tiempo. Habrá que esperar a Oporto y ver qué ocurre, pero los augurios no son buenos.

Autor: José Luis Pineda

Colchonero. Finitista. Torrista. Nanaísta. Lector. Escribidor a ratos. Vivo en rojiblanco.

Comparte este contenido en
468 ad

8 Comentarios

  1. Muy desconcertante el partido de ayer en todos los sentidos. Más allá de la derrota, me deja más regusto amargo el no entender nada de lo que se vio ayer. Desde el punto de vista del Atleti, claro, porque el Milan lo hizo perfecto.

    La realidad es que llevamos una fase de grupos infame, salvo el día del 2-3, que aun con derrota las sensaciones fueron muy buenas. Ayer, derrota pero sabor muy amargo por la imagen dada. Demasiada derrota en champions este año en definitiva, tres seguidas ni más ni menos.

    No merece pasar este equipo, repleto de jugadores de calidad pero sin alma. Ayer, ni un rechace, ni un duelo individual ganado, nada de nada. Fallos técnicos impropios. En fin, vaya tela de partido.

    ¿Qué hacer? Tirar para alante, esto es fútbol. Ojalá el Cholo dé con la tecla que lleva buscando dar desde febrero del año pasado, demasiado tiempo para un técnico de su (supuesto) nivel.

    Saludos.

    Escribe una respuesta
    • «desde febrero del año pasado, demasiado tiempo para un técnico de su (supuesto) nivel» ¿te refieres al nivel del campeón de liga, o a otro nivel?

      Escribe una respuesta
  2. El dibujo de 3 centrals y dos carrileros y Suárez arriba y tal nos hizo campeones de liga el año pasado.

    La plantilla es practicamente la misma o incluso mejorada, el entrenador es el mismo pero este año el equipo no está funcionando bien ¿por qué? ¿Es la presión? ¿ es la autoexigencia?

    Lo que veo es falta de confianza, precipitación, jugar como «pollo sin cabeza». Creo que se necesita tranquilidad, trabajo y una racha buena de triunfos y buen juego que de confianza al equipo.

    Y a Joao Félix

    Escribe una respuesta
  3. El partido de ayer en la segunda parte me recordó tiempos pretéritos en los que como decía Quique Sánchez Flores no paramos de darnos tiros en el pie, nervios y desorden; sobretodo personificados en Jiménez, algo no visto hasta ayer. Qué pasa, ni idea, pero la temporada es rara rara.
    Espero que se de con la tecla que, por lo visto, no debe ser fácil, si no es así va a estar más que complicado asegurar la cuarta plaza.
    Ojalá todo cambie para bien.

    Escribe una respuesta
  4. La crónica de Pineda es lo único bueno del desastre de ayer.

    Por alguna razón, mi vínculo rojiblanco se ha estrechado siempre con cada actuación calamitosa, y supongo que así seguirá ocurriendo hasta el fin.

    Podría darse una carambola favorable en la última jornada, pero en esta competición que tanto detesto, no veo a este Atleti ganando en Oporto.

    Escribe una respuesta
  5. De entre todos los «por qués» que se pueden aducir para explicar el rendimiento del equipo esta temporada está la mentalidad de los jugadores.

    Antes, incluída la pasada temporada, el equipo dejaba el balón al rival y se organizaba atrás, si había que empatar a cero ante un rival complicado, se empataba y punto.
    Ahora llevado por las corrientes de opinión, es el equipo el que trata de llevar la iniciativa en ataque. ¿Cómo podía ser que un equipo con jugadores como Suárez, Carrasco, Lemar o Joao Félix no se volcara al ataque y dominara la posesión del balón?. Era una afrenta al fútbol para muchos, esas voces se han incrementado con las incorporaciones de Griezmann y De Paul. Ya no había excusas: Ataque y posesión. Y eso, para un plantel con un carácter tan marcado en la defensa, es algo que no acaba de funcionar.

    Quizá el Atleti no se merezca pasar a la siguiente fase, pero tampoco se merecía algunas decisiones arbitrales que ha sufrido en algunos de los partidos.

    Escribe una respuesta
  6. Fue un partido horrible, de los que no se puede sacar nada positivo.
    El Milán que fue muy superior, pudo ganar antes el partido. Lo peor, sin ser un gran equipo.
    Vi a un Atlético encajonado, sin juego, sin personalidad, triste y con unas carencias técnicas indignas de jugadores de su nivel.
    No hubo nadie que tirase del carro y jugadores que ejercen de capitanes, estuvieron más en sus batallitas que en cohesionar el equipo.
    Simeone no juega pero se equivocó en gran manera, sobre todo en la última media hora.
    No puedes irte atrás a conservar el empate, no por la posición en el campo de los jugadores, si no renunciando a jugadores que son a los que se les supone que pueden ganarte el partido.
    Si renuncias a ganar, situando al equipo en tierra de nadie, ya que hasta defendíamos mal, lo más posible es que puedas perder.
    El equipo no sabe defender ni tan siquiera como el año pasado.
    Y luego hay un tema principal, a lo jugadores no se les ve intentar jugar con alegría. No están sueltos y fallan pases de jugadores de menor entidad.
    Toca una gran reflexión en el entrenador, fundamental.
    Entiendo las derrotas y desde la derrota a través de la critica, intento dar una opinión que aporte soluciones, cuando creo que es posible por los profesionales de que se dispone.
    Lo que no hago es despreciar al profesional y mucho menos el insulto. Y sobre esto no quiero repetirme y señalar actuaciones de aficionados.
    Antes de comenzar la temporada escribí, que en esta temporada ya se le podía exigir al equipo. Que con los refuerzos que al entrenador le han traído, había que dar un paso más. Luego, viendo la situación, espero que haya cambios en el juego y en la manera de acometer este mes de Diciembre, que es fundamental en Liga y Champions.

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies