Carril a cuartos (3-0)

El Lokomotiv, líder de la Premier, evidenció pronto que la distancia entre su Liga y la española difiere poco de la que separa a Madrid de Moscú. Trató de llevar la eliminatoria hasta el frío encerrándose atrás pero encajó tres goles que lo dejan casi sin opciones. Enfrente estuvo el Atleti eficaz, paciente, perseverante. Difícil empresa resistir ante un equipo así.

Simeone suplió la baja de última hora por gastroenteritis de Godín con Lucas, que tan acostumbrada tiene a su gente a hacer cada vez más invisibles las ausencias en defensa. Debutó también Werner, por la lesión de Oblak y poco se pude decir del muchacho, pues su contacto con el balón se limitó al bloqueo de un disparo lejano en la segunda parte y al atajo en salida de un córner. En ambas se mostró seguro y arropado por los suyos.

El Lokomotiv renunció por completo al balón, concentrado en defenderse se olvidó del tiempo, trató de eliminar el espacio y jugó su baza a conformar un férreo muro polar que impidiese la llegada del Atleti. Los colchoneros, con Thomas monopolizando el medio, lo intentaban con más paciencia que acierto. La verticalidad la ponía siempre Correa en la derecha pero también siempre, como viene siendo habitual en un jugador que tiene detalles de crack pero no levanta el vuelo, tomaba una decisión errónea en la última instancia. Un regate de más, un centro precipitado, un remate a destiempo. Por Correa despertaba el Atleti y por Correa volvía a dormitarse de nuevo.

Misil tierra aire de Saúl que supuso el primer gol. Foto: RUBÉN DE LA FUENTE

Misil tierra aire de Saúl que supuso el primer gol. Foto: RUBÉN DE LA FUENTE

Fallaba Koke en la conexión y Griezmann y Costa brillaron menos de lo que acostumbran. El dominio era abrumador pero las ocasiones inexistentes y justo cuando el Lokomotiv empezaba a creer que su plan podría surtir efecto, Saúl, en una jugada en la que venía conduciendo hacia el área, ante la inmovilidad de sus compañeros tiró por la calle de en medio y soltó un zurdazo a treinta medros que entró por la escuadra de Guilherme. Era el minuto veintidós y el partido ya nunca fue el mismo.

A pesar de que no hubo ocasiones claras de gol, exceptuando una frivolitè en una salida a banda de Guilherme, en la que tal vez Griezmann se precipitó al chutar tan rápido pero tan lejos a la puerta vacía, el Atleti generó la sensación de que el Lokomotiv había perdido la fe en su idea. La doble línea de cuatro que habían dispuesto los rusos empezó a resquebrajarse y la sensación de inaccesibilidad empezó a menguar. En la segunda mitad, cuando todavía los espectadores no se habían acomodado en sus asientos, Saúl puso un centro preciso para que Griezmann rematase a bocajarro. Guilherme detuvo en primera instancia pero Costa, depredador del área, embocó el rechace a gol.

Con el dos a cero, el Lokomotiv trató de salir un poco y mostró con claridad sus carencias. Inoperante con un solitario Eder arriba, al que Giménez maniató en otro partido perfecto, el conjunto ruso demostró el porqué de su encierro. Faltaba ver si el Atleti gestionaba con inteligencia su abrumadora superioridad o se daba un tiro en el pie concediendo algún regalo en una pelota parada. Simeone le dio minutos a Vitolo, Gameiro y Torres, que no aportaron nada al partido, algo preocupante, sin duda el reflejo opuesto al espejo de Juanfran, otro de los no habituales que salió a la Europa League como si hubiese rejuvenecido diez años. Convirtió su banda en el carril antiguo de ida y vuelta y en el ochenta y nueve, robó una pelota en tres cuartos, progresó hasta la línea de fondo y asistió para que Koke rematase el tres a cero. En su celebración, el vallecano lo señaló para decirle: “Juan, es tuyo”. Fue un buen cierre para rescatar el espíritu de este Atlético de Madrid que tal y como está la temporada, apuesta el resto a la Europa League. El carril a cuartos queda despejado.

 

Fotos: RUBÉN DE LA FUENTE

Author: José Luis Pineda

Colchonero. Finitista. Torrista. Nanaísta. Lector. Escribidor a ratos. Vivo en rojiblanco.

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies