Atleti-Valencia: dos grandes con vidas paralelas

“Con algunos matices, pero somos dos equipos muy similares”. Esas eran las palabras que pronunciaba Diego Pablo Simeone en la rueda de prensa previa al partido de Liga entre el Atlético de Madrid y el Valencia. Razón no le falta al argentino. Rojiblancos y blanquinegros comparten una forma muy parecida de entender el balompié. La llegada de Marcelino García Toral al banquillo de Mestalla ha dado un giro radical al cuadro valencianista. El preparador asturiano ha dotado al Valencia de sus propias señas de identidad, haciendo de un equipo ruinoso un bloque sólido y compacto defensivamente. Con Diego Pablo siempre como espejo en el que mirarse, el ‘Cholo’ nunca ha ocultado su admiración por Marcelino como entrenador.

No es de extrañar. Primero, por la dificultad que le supone al bonaerense superar a su homólogo de Villaviciosa. De hecho, hace casi tres años que Simeone no derrota a Marcelino en partido oficial. Fue en abril de 2015, cuando el Atlético de Madrid se impuso al Villarreal por 0-1 con un tanto de Fernando Torres. En siete encuentros entre ambos, el ‘Cholo’ solo lo ha derrotado en dos. Marcelino, por su parte, también ha cosechado dos victorias. El resto, tablas. Un empate técnico que romperá el Metropolitano de forma inevitable.

Pero si hay algo que vincula realmente a ambos entrenadores es su forma de entender este deporte. Atlético y Valencia son dos equipos de autor, diseñados a imagen y semejanza de sus entrenadores. Juegan de memoria, con unos automatismos tácticos que los convierten en conjuntos muy difíciles de derrocar. Su fútbol, más físico y directo que combinativo, se sustenta sobre una reseñable fortaleza defensiva y sobre una importante dosis de músculo y de acumulación de jugadores en la medular. Tipos de gran despliegue como Kondogbia, Gabi o Saúl resultan trascendentales en los esquemas de ambos entrenadores. Junto a ellos aparecen futbolistas más asociativos como Parejo, Soler, Koke o Thomas. Sus botas son las que canalizan el juego ofensivo de ambos equipos y las que controlan el tiempo del partido. Especialmente llamativo será el duelo entre el capitán valencianista y el mediocentro vallecano del Atlético, pues acumulan ya varios enfrentamientos directos en sus espaldas. De su cara a cara dependerá mucho el devenir del encuentro.

A la hora de destacar el fútbol directo de ambos combinados, no conviene olvidar el papel de las bandas en los dos equipos. Si el Valencia tiene un filón en las botas de Guedes y las internadas de Gayà, el Atlético encuentra su mayor desequilibrio en la electricidad de Correa y las incursiones de Vrsaljko por la derecha. El atacante portugués, verdugo del Atlético hace un par de años con el Benfica, se ha convertido en una de las revelaciones de la Liga con su desborde por la banda derecha. Sin embargo, sus problemas físicos parecen que le impedirán jugar en el Metropolitano con vistas a la semifinal de Copa frente al Barcelona. El argentino, ex de San Lorenzo, es uno de los pilares de Simeone. Para lo mejor y para lo peor, Correa es el futbolista que revoluciona el juego ofensivo del Atleti. No conviene olvidar tampoco el papel de Yannick Carrasco, que parece estar reencontrándose con su mejor versión y ya sabe lo que es marcar y cuajar grandes actuaciones contra el Valencia.

El gol, eso sí, reside en los dos puntas que, habitualmente, suelen alinear ambos técnicos en su clásico 1-4-4-2 con doble pivote. En el Valencia, Santi Mina, Rodrigo Moreno y Simone Zaza se van alternando en esas posiciones de ataque. El Atlético, por su parte, tiene en sus dos delanteros los grandes baluartes del equipo: Diego Costa y Antoine Griezmann. La llegada del hispano-brasileño ha revolucionado por completo al cuadro rojiblanco. Su poderío aéreo, su juego de espaldas, sus desmarques al espacio y sus letales definiciones infunden miedo en todas las defensas del planeta fútbol. Con la irrupción de Diego, el papel del ‘7’ francés se ha visto relegado a un rol más secundario en lo que a goles se refiere, buscando asociarse y encontrar al ‘killer’ de Lagarto.

Pese a las notables diferencias futbolísticas entre la delantera colchonera y la valencianista, no conviene olvidar los números de los arietes chés: 27 tantos entre los tres. Diez de ellos de Simone Zaza. El internacional italiano, si bien es un delantero más rematador, nunca rehúye la brega y es todo corazón en el campo. Una intensidad que a veces le ha jugado malas pasadas, como al propio Costa.

Sin embargo, las vidas de Atlético y Valencia han ido ineludiblemente de la mano. Es por ello que, desde la irrupción de Simeone en el banquillo del Atlético, las comparaciones procedentes desde la capital del Turia han sido tan odiosas como frecuentes. Ni el ‘efecto Pizzi’, ni Nuno, ni mucho menos los Gary, Pako o Prandelli han logrado alcanzar la estabilidad y el éxito del ‘cholismo’ en la ribera del Manzanares. Porque desde el cuadro ché, el equipo de Diego Pablo ha sido el espejo en el que mirarse durante mucho tiempo, de la misma manera que lo fue el plantel valenciano con el que Rafa Benítez ganó dos Ligas al principio del milenio. La historia siempre ha tenido reservado dos caminos muy próximos para colchoneros y valencianistas, cuya disputa por ser el tercer equipo de España sigue estando vigente.

No obstante, pese a que las cifras son muy cercanas, los números no engañan. A día de hoy, el Atlético de Madrid es el tercer equipo histórico de la Liga en cuanto a puntos se refiere. En 80 temporadas, los rojiblancos han sumado 3442 puntos, por 3386 de los blanquinegros en 82 campañas. El palmarés tampoco admite dudas. El Atlético suma un total de 28 títulos oficiales por 18 del Valencia (20 si se contabilizaran las Copas de Ferias). Los rojiblancos superan al conjunto ché en Ligas (10 por 6), Copas del Rey (10 por 7), Supercopas de España (2 por 1), Copas de la UEFA (2 por 1) y Copas Intercontinentales (1 por ninguna).

En cuanto a los duelos directos se refiere, el Atleti también es superior al Valencia. Ambos equipos han jugado 187 partidos entre sí, con 75 victorias rojiblancas por 66 blanquinegras. El resto, 46 empates. Donde el Atlético no supera al Valencia es en el bagaje en las finales, pues ambos conjuntos apenas se han cruzado dos veces en la final de la Copa del Rey con un triunfo para cada uno. El primero fue en la temporada 71/72 para el Atlético, que derrotó al Valencia por 2-1 en el Bernabéu con goles de Salcedo y Gárate. La segunda, más reciente, se disputó en la temporada 98/99 y finalizó con una goleada valencianista (3-0) sobre el Atlético de Radomir Antić.
Pero no solo los éxitos han permitido trazar dos líneas paralelas en la historia de Atlético de Madrid y Valencia.

Ambas aficiones también han compartido desgracias, desde descensos (como los de 1986 y el 2000) como derrotas dolorosas en finales. Especialmente llamativo es el caso de la Liga de Campeones. A principios de siglo fue el Valencia el que llegó a la última cita del torneo por dos veces consecutivas. Al igual que el Atlético en sus tres finales de Champions disputadas, sus rivales fueron el Real Madrid y el Bayern de Munich. Tal y como les ocurrió a los colchoneros, las perdieron todas. La más dramática, precisamente, en el estadio de San Siro de Milán, donde el Atlético cayó con el Real Madrid por segunda vez en tres años. Curiosamente, en la tanda de penaltis, después de haber finalizado el partido 1-1. Y, por si esto fuera poco, el hombre al que le tocó errar el lanzamiento fatídico fue también un defensa. Pellegrino para el Valencia, Juanfran para el Atlético.

Unidos en el triunfo y en la desgracia, Atlético de Madrid y Valencia cruzan de nuevo sus caminos paralelos en un enfrentamiento decisivo para su posterior devenir en la Liga. En busca de sus mayores días de gloria, colchoneros y valencianistas han demostrado que, pase lo que pase, hay un denominador común en sus trayectorias. Son dos grandes de España, de Europa y del fútbol mundial. Le pese a quien le pese.

Author: David Gómez

Alcarreño. Adicto a la buena música y a la escritura. Estudiando y haciendo periodismo con un micrófono y un papel. Esclavo de una pasión llamada Atlético de Madrid.

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies