No podemos traer a Joao Félix

Hubo un tiempo, más cercano que lejano, en el que al Atlético no le quedaba más remedio que cometer irresponsabilidades si quería crecer porque no había nada construido que poder derribar. Por suerte, aunque el proyecto rojiblanco siga siendo cortoplacista, la situación ha cambiado y las necesidades también. Que el Atleti suene como competidor al lado de colosos europeos en lo económico es una buena noticia por lo que significa en cuanto a estatus pero eso no significa que el Atlético pueda ni deba comportarse como ellos.

Se trata del año en el que más pesos pesados se han ido del vestuario, por ello, carece de sentido entregarle la continuidad del proyecto a un chaval por cifras que ronden los 100 millones de euros. Por muy buena pinta que tenga Joao Félix, ahora es todo menos una certeza que pueda aportar desde el inicio al equipo.Más allá de que signifique un negocio que limita la soberanía del Atlético de Madrid en cuanto a sus jugadores (más aún de lo limitada que es ya), se trata de ver si es una operación que va a potenciar realmente al equipo. Se puede, y se debe, explorar opciones que supongan una mejor relación calidad-precio y que a su vez permita la mejora de otras posiciones, así como una mayor profundidad de plantilla para no cometer los errores del pasado más reciente.

Entiendo que ilusione, sobre todo por el ruido mediático que se ha formado, por algunas voces autorizadas y porque el resto de clubes interesados son de primera fila pero el Atlético no se puede permitir fallar el tiro y fichar al portugués es un tiro arriesgado por su procedencia, por su edad y porque apenas lleva 50 partidos en la élite.

Yo soy partidario de no fichar a un crack consagrado como sustituto de Griezmann y sí a un jugador joven con capacidad de crecimiento. El tema es que a los jugadores jóvenes con capacidad de crecimiento hay que comprarlos a precio de jugador joven con capacidad de crecimiento y no a precio de Balón de Oro. Además, que la juventud no es sinónimo de inexperiencia en la élite, cosa que sí ocurre con Joao Félix.

Por todo ello, el Atleti no debe entrar ni en caprichos ni en subastas. Este verano es una oportunidad para asentar el proyecto y enmarcarlo en un espacio de sostenibilidad en el que el club vuelva a tener capacidad de decisión sobre los jugadores y no sea un rehén como hemos visto últimamente. El fichaje de Joao Félix por las cantidades que se están barajando supondría una aceleración del modelo de los últimos años en el que el margen de error ha sido mínimo. Fallar en las decisiones para un club como el Atlético significa descender varios escalones por lo que la única solución es minimizar los riesgos.

Autor: Emilio Cabrera

Cañailla afincado en Sevilla y del Atleti. Estudiante de Periodismo

Comparte este contenido en
468 ad

2 Comentarios

  1. Un club como el nuestro no puede poner todos los huevos en una cesta. Y 120 millones son muchos…
    Yo lo que creo es que el señor Mendes nos quiera usar como trampolín. Lo hizo con Falcao.
    Y a eso si se puede prestar el club, como sucedió con Griezmann y la Real o con Lemar y el Mónaco.
    Ya no escribo del tema deportivo que ese es otro tema. Es un jugador para rodarlo poco a poco en un club de nivel, no para que sea el jugador que toree de un club de nivel europeo como el nuestro.
    Ya no somos Europa League.

    Escribe una respuesta
  2. Amí me da la risa. No podemos fichar a Joao Félix, pero podemos tener al entrenador que mjás cobra del mundo.
    ¡jajaja!

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies