No hay miedo

Moriremos en el infierno de Turín si es necesario. Porque nadie nos puede parar. Hace tiempo que el miedo ya no nos da miedo y nos importa un bledo lo que piensen los demás. Tenemos el cuerpo lleno de cicatrices y sonreímos cuando vemos al enemigo preparándonos una encerrona, reconociendo que nos temen y que somos el rival a batir.

Para eliminar a este Atleti hace falta algo más que un ambiente crispado. Deben cortarle las manos a Oblak, cementar la zurda de Griezmann, desconectar el chip de Rodri o atar en un palo a Giménez, y éste aún seguirá mordiendo enrabietado. Los jugadores de Simeone saben que es el día para dar la cara y para hacer justicia a eso que decía el míster: “A morir, los míos mueren”.

Nunca dejamos de creer. Muchos aficionados se compraron la entrada de Turín antes que la del Metropolitano, con ese ‘feeling’ de que algo gordo se va a vivir allí. El Atleti es consciente de la gesta, pero a la Juve le entran los sudores fríos con sólo pensar que ya van palmando 2-0. Que lleven bengalas, nos silben, nos insulten o nos griten, que nosotros vamos a gritar con el alma el gol que nos de la clasificación.

Morata y Giménez celebran el primer tanto ante la Juve. Foto: Rubén de la Fuente
Morata y Giménez celebran el primer tanto ante la Juve. Foto: Rubén de la Fuente

Confiamos en cada uno de los muchachos, en el cuerpo técnico y en Simeone. También creemos en ellos porque tienen un par de pelotas bien grandes. Pero sobre todo, el motivo que me hace sentir que se puede pasar es que el tercer anfiteatro va a empujar desde lo más alto. Nuestros abuelos, nuestros padres y nuestros ídolos se juntarán a Luis para aupar a los muchachos hasta la final del Metropolitano, carajo.

Puede que el destino nos diera los guantazos de Lisboa y Milán porque la primera Champions tiene que ser levantada en el nuevo estadio. Puede que no. Lo que tengo claro es que yo voy a soñar hasta que alguien me despierte con otro tortazo. Es el partido para empezar a creer en nosotros mismos y decirle a toda Europa que la maldita ‘orejona’ se va a quedar en casa. Disfruten, sólo queda un día.

Foto: Rubén de la Fuente

Autor: Antonio Rodríguez

Periodista digital, de papel o de lo que sea, pero siempre reinventándome. Escribo sobre lo que me gusta y lo comparto con vosotros. De Almería. Música y mucho Atleti. Si se cree y se trabaja, se puede.

Comparte este contenido en
468 ad

3 Comentarios

  1. A ese “destino” yo lo llamo Mafia, y esa Mafia tuvo dos patas, Kuipers y Clattenburg.

    Mañana nos las veremos con la primera de ellas.

    Escribe una respuesta
    • Mejor dicho es imposible. A ver si no nos vuelven a robar.

      Escribe una respuesta
  2. Este año nos la tenemos que llevar sí o sí. Hay que hacer una eliminatoria muy seria hasta que pite el final. Animo titanes!

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies