Exquisita redención

El partido venía envuelto en un velo negro porque el milagro no había saltado en Bakú, la remota tierra que ahora cobija al Qarabag. Después de que el Chelsea hubiese dado un golpe de realidad sobre la mesa, el partido del Atleti frente a la Roma venía acompañado de ese gesto adusto de quien tanto se arrepiente del tiempo perdido.

Antes de empezar, el Metropolitano le brindó un cántico y una sonora ovación a Griezmann, un gesto que habla muy a las claras de lo que es el Atleti hoy: si el patriarca ordena, la familia acata. Ahí, en el mantenimiento de esa jerarquía, empezó el Atleti a ganar el partido. Durante toda la primera mitad, los locales llevaron la iniciativa ante una Roma que trataba de jugar con el tiempo y la ansiedad del rival. Simeone dispuso muchos cambios sobre lo que viene siendo habitual, colocó a Thomas en el lateral derecho como recurso a las bajas de Juanfran y Vrsaljko, trajo a Augusto desde la grada a la titularidad y lo volvió a intentar arriba con Torres. Los de Simeone ponían la intención, pero se atascaban en la zona donde se ganan los cortijos. Carrasco no termina de recuperar su desborde, Fernando entregaba la vida en cada balón, Griezmann lo parecía otro. De ahí salieron algunos tiros lejanos, fundamentalmente dos del pequeño príncipe, y un par de jugadas que se quedaron sin rematar en el área. Un balance pobre y poco peligroso. Al borde del descanso llegó el gol con un tiro desde la frontal de Augusto que Kuippers, el árbitro de Lisboa, anuló paro manos del argentino. Jugada dudosa, cuanto menos.

En la segunda parte todo se precipitó. Simeone agitó el partido introduciendo escalonadamente a Correa por Augusto, Gabi por Koke y Gameiro por Carrasco. El Atlético puso una marcha más y a la solidez defensiva que le dieron la excepcional pareja de centrales formada por Lucas y Giménez, empezó a añadir mordiente en el ataque. En el sesenta y nueve, llegó el éxtasis. Correa apuró eléctrico la línea de fondo y sirvió un balón que le quedó atrás a Griezmann y éste lo remató de media tijera marcando un golazo que puso en pie al Metropolitano y sirvió su redención en bandeja. Desde el gol, la Roma trató de estirarse con poco éxito, más allá de las internadas de Perotti por la banda de Thomas, que sufrió con el dribbling del argentino, y el Atleti volvió a ser el que era, mortífero en la contra. En una de ellas, Griezmann sirvió un pase medido a Gameiro que, ésta vez sí, ejerció de delantero centro y en tres toques regateó a Allison e hizo el gol que siempre se espera de él.

Pudo haber marcado un tercero el Atleti, pero el exceso de generosidad de Griezmann precipitó el fallo de Gamiero, incluso en una jugada de Torres, que acabó trastabillado después de un gran partido donde se mató en el trabajo de zapador.

El Atleti ganó a la Roma, mostrando una superioridad grandísima. La Roma, el mismo equipo al que pudo golear en el Olímpico y el mismo equipo que probablemente lo va a apear del sueño de la Champions. Así es de paradójico es el fútbol. El Atleti necesitará que el milagro del Qarabag apoye un triunfo en Stamford Bridge para obrar un milagro. Casi nadie cree en eso, excepto los que tienen que hacerlo. El fútbol se alimenta de las situaciones inesperadas y el Atlético de Madrid es un experto en ellas. Jugará la última bola en Londres.

 

Foto: clubatleticodemadrid.com

Autor: José Luis Pineda

Colchonero. Finitista. Torrista. Nanaísta. Lector. Escribidor a ratos. Vivo en rojiblanco.

Comparte este contenido en

2 Comentarios

  1. Bueno, no estaremos en octavos, porque un equipo que no es capaz de sacar 3 puntos de 6, no merece sontinuar en champions.
    Los mejores fueron como siempre, los cantereanos, Lucas, Koke, Saúl, Torres, y otros como Correa o Giménez.
    El niño se fue una vez, por culpa de los ocupas, y si no lo remedia nadie, se volvedrá a ir en enero, gracias al protagonismo que lle ha negado, todos sabemos quien. eso ells algo que nunca le perdonaré. Hechar a un atlético de cuna por la puerta de atrás, es un sacrilegio.
    Al Cholo se le ha dado todo, y, él está siendo muy cruel con un atlético de cona, que pase lo que pase, nunca alzará su voz.

    Escribe una respuesta
  2. Cuando me refiero a que no ha sido capaz de ganar 3 puntos de 6, estoy hablando de los partidos jugados contra el Qarabag.

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies