Desastre

Era el partido cuarenta de la temporada, tal vez el más importante exceptuando la final jugada, el más decisivo y justamente ahí, cuando menos lo hubieran esperado todos los que conocen el carácter del equipo de Simeone, devino el desastre. El Atleti cayó eliminado en Turín con un marcador imposible, tres a cero, y dijo adiós a la Champions en la temporada en la que la final se jugará en su estadio. Lo peor de la derrota no es la derrota en sí, sino cuando no puedes reconocerte en ella, cuando traicionas lo que eres, lo peor de la derrota tal vez sea la forma y el Atleti cayó de la más dolorosa posible, sin poder mirarse al espejo.

Todo lo que podía salir mal salió mal, todo lo que podía meter a la Juventus en una eliminatoria que tenía perdida sucedió. El Atleti fue un desastre colectivo que no estuvo un solo minuto en el partido, que no hizo nada de lo que se esperaba de él, nada de lo que el partido y la eliminatoria necesitaban. Juanfran vivió un infierno en la izquierda, constantemente superado, con Lemar por delante que no se sabía si iba o venía. Lemar no atacaba, Lemar no defendía; el resultado, la primera gran vía por la que comenzó a desangrarse el equipo colchonero. El primer gol llegó apenas a los cinco minutos, aunque fue anulado por falta de Ronaldo a Oblak ya enseñó lo que iba a ser el partido. La Juve quería juego directo, presión en campo ajeno, intensidad y llamar a la épica. El Atleti necesitaba rebajar eso con la pelota, contrarrestar con fútbol, con contragolpe, necesitaba buscar los enormes espacios que dejaba el rival a la espalda, muchas veces Chiellini y Bonucci metidos en campo contrario – pero no lo hizo, ni una sola vez.

En el minuto veintiuno llegó la primera posesión larga del Atleti, apenas un minuto de balón que dio oxígeno y mostró cuál era el camino para rebajar las expectativas juventinas. Un burdo espejismo. En seguida se volvió a lo de antes. Presión, intensidad, un equipo desbordado, centros y más centros que encontraban remate en Mandzukic y un omnipresente Ronaldo. En el minuto veintisiete, Morata falló de nuevo en una pelea por arriba y Bernardeschi, el agente libre que no supo neutralizar Simeone metió un centro al segundo palo para que Ronaldo ganase la posición a Juanfran y anotase de cabeza el uno a cero. La Juve creía, el Atleti agachaba la cabeza. Con todo, aguantó hasta el descanso.

Empezó la segunda mitad y no hubo reacción, el desastre continuó. En otro remate de cabeza Ronaldo hizo el segundo recién reanudado el partido, le ayudó la tecnología, porque todos habíamos cantado el paradón de Oblak que, según la técnica, sacó de dentro el balón aunque no lo pareció. Los de Allegri habían igualado arrollando y a partir de entonces pusieron más inteligencia pero no rebajaron la intensidad. El Atleti no encontró la pausa en Griezmann, que estuvo desaparecido, Morata parecía un infantil en las garras de los centrales italianos, desaparecido Saúl, impreciso Koke, desbordado Rodrigo. Simeone trató de cambiar el partido sacando a Lemar y dando entrada a Correa, que al final resultaría tristemente definitivo. Lo intentó también con Vitolo por Arias, mandando a Saúl al lateral izquierdo, pero nada funcionó. Era una noche aciaga en la que el desastre mayor estaba por venir en una jugada absurda de Ángel Correa, que, superado por Bernardeschi en tres cuartos de campo, aguantó hacer la falta hasta estar dentro del área y cometió un penalti absurdo, rídiculo, que dejaba a Ronaldo a placer el pase de los suyos. Era el minuto ochenta y cinco y tras el gol, no volvió a jugarse más. Por si no se habían dado cuenta todavía, algunos jugadores del Atleti supieron que estaban en Italia.

El Atleti cayó con una imagen irreconocible de sí mismo. Con una camiseta gafada y horrorosa que no se entiende cómo puede seguir usándose, con una falta de personalidad alarmante, un partido que exigía la manija de Gabi, que ya no está, o el arrastre de Costa, que tampoco lo ha estado durante la temporada y bien lo ha notado el equipo. Rodrigo, Saúl y Koke son el futuro pero deben ser también el presente y en el partido de ayer fueron groseramente superados. El Atleti fue un remedo malo de aquello que lo ha hecho temido en Europa y esa es la verdadera labor de reconstrucción de Simeone. Pasan los hombres y es necesario que el espíritu permanezca.

Foto: atleticodemadrid.com

Autor: José Luis Pineda

Colchonero. Finitista. Torrista. Nanaísta. Lector. Escribidor a ratos. Vivo en rojiblanco.

Comparte este contenido en
468 ad

6 Comentarios

  1. Cholo, gracias por todo pero queremos que alguien con estima al fútbol sea entrenador del atleti. Sobre todo cuando ya no está Raul García y Gabi, verdaderos bastiones del cholismo pero con escasísimo fútbol. Cuando dejes el banquillo -los dioses quieran que en junio-, llévate de la mano a tu querido Correa, por el amor de Dios

    Escribe una respuesta
  2. En el fútbol moderno existe la jerarquía, y no precisamente por el nivel deportivo.
    En condiciones normales, este era un partido de empate a cero, una de las mejores defensas del mundo se enfrentaba a un equipo sin mucha capacidad de gol, sin embargo, a la Juventus le ha resultado más fácil de lo previsible eliminar al Atleti. Se ha encontrado con un Atleti asustado, con el mismo miedo que tiene el siervo que se está enfrentando a su Rey.
    La Juventus sin hacer nada del otro mundo se ha clasificado, sin un juego deslumbrante, apenas con tres latigazos, el primero ganando la posición al defensa (y también con el codo por delante), el segundo gracias al ojo de halcón y el tercero, cortesía de Kuipers, penalti “tan claro” como el que no hace mucho tiempo, les señalaban en contra en La Castellana y del que se quejaron amargamente.
    Sospecho que la Juventus, peso pesado en la UEFA, va a tener por delante un camino bastante allanado, a modo de desagravio.

    Escribe una respuesta
  3. Bueno, seamos sensatos; no podemos justificar el fracaso del Cholo. Hay tres momentos decisivos en su carrera como entrenador del atlético, que le señalan. Hemos perdido dos finales de champions por su planteamiento covarde y defensivo, igual que ayer contra el equipon italiano.
    Su sistema defensivo, triunfó en cuanto los demás equipos no le conocieron, era una novedad, pero ya está demasiado vista.
    Creo que algún día he dicho en esta lista, que con el sistema del Cholo, en este equipo, nunca ganaríamos una champions; el tiempo y desgraciadamente, me estaá dsndo la razón.
    Si hemos aplaudido al Cholo en los éxitos recientes de nuestro equipo, ´g también convendremos que es el único culpable de los últimos fracasos.
    Soy tan atlético como los mayores defensores de nuestro entrenador, pero eso no me cierra los ojos a ver que su ciclo ha concluido.
    Hech´´o a Torres por celos, obligó al club a doblar la ficha de Vitolo para que no se quedara en el Sevilla, y luego le humilló durante toda la temporada sentándele en la grada o banquillo. Dió opciones a la mentira de Lemar, y demandó a los dirigentes del equipo, pagar a Griesman, algo que nunca se gastó en potenciar la cantera y el francés felíz, sin demostrar nada de nada en los momentosd decisivos como en la última final de chhampions, y en el partido de ayer.
    Por todo esto y mucho más, entiendo que el ciclo del Cholo en el atlético ha terminado. Su continuidad, sólo les interesa a los madridistas, y a los rivales que compitan con nosotros.
    Repito, soy tan atlético como el que más, y por eso, porque quiero al club, entiendo que ha sido un error monumental renovar a Simeone. Si el gentrenador quisiera solo un poco al atlético, no tardaría ni un minuto en irse de forma irrevocable para siempre.
    Digo finalmente que Simeone no ha ganado en este club, nada que no hayan hecho otros como Luis, Marcel, Juan Crlos Lorenzo. en la época de estos entrenadores, jugaban la coppa de Europa, los campeones de liga. Si la normativa no cambiara, el Cholo sólo clasificaría al atlétiico para la champions, una sola vez; cuando fue campeón de liga.

    Escribe una respuesta
  4. @PepeFer: ojalá se cumpla lo que dices y dejemos de tener al cholo en el banquillo pronto.
    Estamos en otra fase, el club ha crecido -admito que gracias al cholo-, pero el cholo es buen técnico con jugadores tipo Raul García, Thiago, Gabi, etc. No son precisamente candidatos a balón de oro. Este año, con una buena plantilla, no ha habido un solo buen partido(creo q llevamos 40) salvo el espejismo de la ida con la Juve.
    No sé si nos merecemos algo mejor, pero con el cholo ya no avanzamos más.
    Ojalá el cholismo acabe de un vez en junio… y sepamos por fin lo que es jugar al ataque y sin el pavor de que nos marquen un gol como si fuera el fin del mundo. Menos estajanovismo y más fútbol que nos haga disfrutar, que esto es un espectáculo.
    Aupa atleti siempre

    Escribe una respuesta
  5. Es cierto que ayer al equipo le faltó personalidad, ademas de tener las dos bandas amputadas con la ausencia de Filipe/Lucas, además se echó de menos a Thomas y a Costa, y sobre todo a Gabi que era quien ponía esa personalidad… y se echó de mas a Lemar.

    Con todo el respeto voy a llevar al contraria a mis compañeros, a mí me gusta el planteamiento del Cholo y es el que nos ha llevado a los últimos éxitos, pero es cierto que entonces eran otros hombres como Augusto, Raúl García, Villa, Arda etc.. y sobre todo no estaba Lemar

    Escribe una respuesta
  6. Culpar de todo lo que sucedió ayer a Lemar no me parece justo. La actitud del equipo es más culpable. La del entrenador también.
    La del equipo ya apareció en el ultimo enfrentamiento con los vecinos en el Wanda. Estábamos 1-3 y el Madrid tocando la pelota en su campo y nosotros esperando a que pasaran de medio campo. Quedaban 12 minutos y Simeone…esperando a que pitara el arbitro el final del partido.
    En Champions hace dos años, perdimos en su campo 3-0. Nos pusimos en el Calderón 2-0 a los 20 minutos…. y hecho el equipo atrás.
    El gran problema es que su futbol no ha evolucionado.
    Lemar es un buen futbolista, para jugar al futbol. No para estar solo corriendo, que también, detrás del rival.
    El día que juguemos con la defensa 10 metros más adelante de la que se sitúa ahora, quizás podremos hacer que los contrarios no toquen la pelota con total libertad.
    El día que para defender un !!!córner¡¡¡ no metamos todo el equipo dentro del área, lo mismo cogemos algún despeje de nuestra defensa.
    Si tenemos al mejor portero del mundo, seguro por arriba como ninguno, que se queda con todas las pelotas entre sus manos, lo mismo es mejor que en esos córner no tenga tanto jugador dentro del área.
    Defienda los córners con ocho jugadores, ponga a los dos “pitufos” en las esquinas del medio campo y a Koke cinco metros por delante de nuestra área. De esa forma el equipo contrario solo le podrá rematar los córners con cuatro jugadores. Y nosotros defender con ocho. Y si pillamos algún despeje, podremos crear algún problema al contrario.
    Lo que cobra Griezmann ha servido para desestabilizar la plantilla. El Cholo cobra casi tanto como Guardiola y el doble que Klopp.
    Tengo amigos en el Liverpool, que aunque pierden partidos, se divierten. Yo a veces no me divierto ni viendo ganar a mi equipo. Salgo del Wanda y puede que vea otro partido.Me divierto mas con el Eibar y con el Geta.
    Una pena.

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies