El diario de Heg (XXIX) – Días de nacionalmadridismo

22 de abril
Gran victoria de un Atleti con la gasolina justa ante un rival muy complicado. No lo veía yo nada claro hoy. El Español me pareció un equipo sólido, serio y bien plantado en el campo. Se tuvo que ir Quique Sánchez Flores a entrenar a Barcelona para conseguir por primera vez en su vida algo así…Por cierto, Giménez está haciendo un gran final de temporada. El Señor Lobo del Atleti.

23 de abril
Cuánta gente habla hoy del Leganés después de perder hace dos días tras un gol con falta y mano en la misma jugada? A quién, oh, Leganés, importas? Sabes, oh, Leganés, que hace ya un buen puñado de años había un equipo llamado Recreativo de Huelva al que osaron marcar un gol con la mano y fue objeto del cariño desmedido de toda la España futbolística? Sabes, oh, Leganés, que al autor de aquella felonía se le condenó sin descanso durante meses? A quién, oh, Leganés, le interesa un tal Bakambú? A quién le importas, oh, Leganés, si tu daño no sirve para nada a los fines del nacionalmadridismo?Por cierto, sobre el clásico quiero decir que el gol de Casemiro es legal. Permanece el récord del Steaua de Ceacescu de tres goles antotados en fuera de juego y dados por válidos en menos de 45 minutos.

24 de abril
Se huele el derbi de Champions. Por eso ya tenemos nuestra noticia apocalíptica sobre Simeone. Veinte días le da el Inter para decidirse. Y no pueden ser otros veinte días. Tienen que ser mientras dure la eliminatoria con el Madrid. Muy visto todo.

25 de abril
Justo contra el Villareal no había que perder bajo ningún concepto. Cuando intentas la goleada y no te sale, no puedes perder por un error defensivo en los últimos minutos cuando el empate no es malo. De primero de fútbol canchero.

26 de abril
Los voceros del nacionalmadridismo sacan videos que “incriminan” al Cholo. Ni se prueba que se dirige al árbitro ni aparece en el acta. Suficiente con cualquier otro club para que ni se mire en el Comité de Competición. Así de simple. Por cierto, qué miserables los de la Cope y los del As por dar bola a una gilipollez así. Máxime cuando esta misma semana no sancionan a Sergio Ramos por aplaudir tras ser expulsado, simplemente porque el árbitro no lo recogió en el acta. Miserables. El Comité, fiel a su estilo, cedió a la presión. Apelación quitó la sanción de dos partidos por absurda. Derecho y leyes, que lo llaman.

27 de abril
Pésima jornada al final. Quedan cuatro finales con las semis de Champions por medio que han de saldarse con al menos tres victorias en las tres primeras ante rivales que no se juegan nada. La cuarta y última hay que ganarla simplemente por ser el último partido de Liga en el Calderón, nos juguemos algo o no. En el día de hoy sólo pienso en Las Palmas. Sólo. Estamos en un lío si nos dedicamos a priorizar. El objetivo es todo. No dudo que fuese un accidente lo del Villareal, Solamente digo que no se puede desconectar de nada. Ya no tenemos ese lujo.

28 de abril
Poca sorpresa con Jesé (o como se llame el pollo). Todos cortados por el mismo patrón: petardos infumables que nadie entiende por qué jugaron en el Madrid hasta que fueron echados por eso, por truños. Guti, Arbeloa, Granero, Jesé… Malos y cobardes, utilizan las redes para sacar el madridismo más rancio que han mamado a ver si pueden seguir viviendo del cuento en estos tiempos en los que ser famosete y decir gilipolleces es una profesión estable y parece que bien remunerada.

 

Foto: clubatleticodemadrid.com

 

Autor: Víctor Hegelman

El atlético impertinente

Comparte este contenido en

1 Comentario

  1. Bueno, los de Cope y As, al igual que la mayoría, son auténticos miserables. Han destrozado la honradez del periodismo deportivo, pero, ¡Qué más da! La cuestión es cobrar por chuparle los huevos a los poderosos. El calificativo de miserables, se les antoja muy pequeño; lo que se les debería llamar, sería mucho más trave, pero a ellos les da absolutamente igual.
    En cuanto a los comentarios de Jesé, es un pobre diablo, frustrado, amargado, sin ningún futuro deportivo interesante, eso sí, con una ficha inmerecida por la suerte de algunos desgraciados.
    ¡Qué se joda!

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies