El Niño: ¿quién mejor que él?

Fernando Torres será la leyenda rojiblanca que aparezca en los carnets y abonos de la temporada 24/25. El Niño lucirá en el primer abono con el legítimo escudo del Atlético desde el traslado al Metropolitano.

Poco a poco, el Atlético de Madrid va recuperando su identidad. El resultado de la votación efectuada hace un año, en la que 68894 votaron el regreso del escudo de 1947, entrará en vigor el 1 de este mes de julio. 

El mástil del Metropolitano ya luce una bandera con el emblema del club, que sustituye a un logo que no representaba en absoluto la identidad del Atlético de Madrid.

Como suele ser habitual a estas alturas del calendario, desde las oficinas del Atlético han hecho llegar por correo el recordatorio para renovar sus carnets y abonos a todos los socios del club. La leyenda que enmarcará la tarjeta en esta ocasión será nuestro queridísimo Fernando Torres, que entrenará al filial del equipo la próxima temporada.

Torres es Atleti y, en una campaña que se anticipa como renovadora, el hecho de tenerle a él en la cartera o el monedero es un aliciente extra para que el hincha colchonero tenga motivos para esbozar una sonrisa. 

Para intentar explicar la magnitud de lo que Fernando Torres significa para el Atlético de Madrid, habría que escribir varios libros. Sin embargo, en este artículo vamos a intentar conmemorar la figura del legendario «9» colchonero.

Un faro en las tinieblas

El Niño, apodado así por su debut con el primer equipo en 2001 a la temprana edad de 17 años, fue el estandarte de un equipo hundido en la miseria tras haber descendido la temporada anterior a Segunda División, pozo en el que se mantendrían esa temporada.

Ya con el sabio de Hortaleza a los mandos del Atlético de Madrid, Torres comenzó a ser un fijo entre los 11 titulares del Atlético. Sus camisetas eran las más vendidas en los aledaños del Calderón y es que Fernando era, y sigue siendo, el jugador más querido por la parroquia rojiblanca.

Capitán a los 19

Debutó en primera en 2002 y anotó 14 goles en dicha temporada. Sus grandes registros unidos a su madurez y al cariño de la afición, hicieron que fuese nombrado capitán del equipo a la edad de 19 años.

Sus asombrosas cifras de goles, que no paraban de aumentar, hicieron que grandes clubes europeos mostrasen interés por el delantero rojiblanco. La final de la Copa Intertoto perdida contra el Villarreal suspuso un duro mazazo para el Atlético, que no pasaba de la mitad de la tabla.

La Premier League seguía muy de cerca al ariete de Fuenlabrada. Torres rechazó ofertas de Newcastle y Chelsea para seguir en el club de su vida, aunque tras 2006/2007, El Niño se haría hombre en la ciudad de Liverpool.

El gol que lo empezó todo

La Eurocopa del año 2008 tuvo mucho sabor rojiblanco. Luis Aragonés fue fuertemente criticado por la prensa española y mundial al dejar fuera de la convocatoria a Raúl González Blanco. Zapatones tenía en mente devolverle a la prensa todo el menosprecio recibido saliendo campeón de Europa con la Selección.

En palabras del propio Torres, que llegaba como el mejor delantero del mundo tras su mayúsculo debut en Liverpool, don Luis se dirigió a él antes de la final de Viena. El sabio le hizo la señal de la cruz en la frente y le dijo: «Niño, este es nuestro momento. Vamos a salir campeones y usted va a marcar dos goles.» No anotó dos, pero su carrera contra Lahm y su vaselina sobre Lehmann le valieron a España su segunda Eurocopa, la primera en más de 40 años.

España no solo había logrado romper la conocida como «maldición de los cuartos» en ese campeonato, sino que aquel gol de Fernando Torres fue el punto de partida a cuatro años donde nuestro país conquistó el planeta fútbol.

Regreso al Atlético, tanto número 100 y el adiós del Calderón

Recién entrado el año 2015, El Niño volvía a su casa tras una casi una década lejos de ella. 45000 personas abarrotaron el Vicente Calderón para ver de nuevo a Fernando Torres con la rojiblanca. Su primer partido al regresar fue contra el Real Madrid en una eliminatoria copera, en la que Torres anotaría dos tantos en la vuelta para sellar el pase a la siguiente ronda.

Después de varios meses persiguiendo la plusmarca, la leyenda rojiblanca anotó su tanto número 100 con el Atlético en un partido frente al Eibar. El Calderón se vino abajo y, desde entonces, Torres rompería su maldición de cara a puerta lo que restaba de temporada. 

Aquella triste tarde tarde del 17 de mayo de 2017, el Atlético de Madrid decía adiós al Vicente Calderón tras medio siglo de vivencias. Torres no solo no faltó a su cita con el gol, sino que anotó por partida doble en la victoria colchonera frente al Athletic. En el homenaje final, los cánticos hacia El Niño hicieron retumbar los cimientos del viejo Manzanares por última vez.

El adiós de un niño hecho hombre

El palmarés de Torres es absolutamente descomunal. El ariete madrileño lo ganó absolutamente todo como futbolista. Sin embargo, para él hubo un título a resaltar por encima del resto.

En la temporada 2018 y tras una pronta e inesperada eliminación en la Fase de Grupos de la Liga de Campeones, el Atlético de Madrid conquistó en Lyon su tercera Europa League. Fernando Torres pudo despedirse así del equipo de su vida con un título, tan ansiado como especial para él.

Torres jugó su último partido como rojiblanco en un empate a 2 frente al Eibar, donde ambos goles fueron suyos. Su discurso de despedida estuvo a la altura de su leyenda, llenando las gradas del nuevo Metropolitano de lágrimas y con la promesa de volver a vincularse con el club en el futuro.

topshot fbl liga esp atletico eibar 1024x683 El Niño: ¿quién mejor que él?
TOPSHOT – Atletico Madrid’s Spanish forward Fernando Torres claps during the Spanish league football match between Club Atletico de Madrid and SD Eibar at the Wanda Metropolitano stadium in Madrid on May 20, 2018. (Photo by GABRIEL BOUYS / AFP) (Photo credit should read GABRIEL BOUYS/AFP via Getty Images)

Es el siguiente

En el verano de 2021, Torres regresó al Atlético como entrenador del juvenil en las categorías inferiores. Su meteórico rendimiento con el equipo, con el que viene de conquistar un histórico doblete, le ha valido el puesto al frente del banquillo del filial colchonero.

Si bien la etapa Simeone está lejos de terminar, por todos es sabido que será El Niño el que le suceda en el cargo. Torres ha de seguir formándose mientras el Cholo siga dándole alegrías a la hinchada colchonera, pero, tarde o temprano, será El Niño el que asuma el cargo de entrenador del Atlético de Madrid.

Si bien esto ha sido solo un pequeño homenaje, la figura de Fernando Torres trasciende más allá de cualquier elogio. Para el hincha colchonero, Torres es un mito, un referente y una leyenda que encarna perfectamente los valores del Atlético de Madrid. 

Es por eso que les pregunto que de cara a una época de transición después de años de lucha, ¿quién mejor que El Niño para ser estandarte del cambio?

Autor: Rodrigo Bernal

Comparte este contenido en
468 ad

3 Comentarios

  1. El único problema que tendría Torres como entrenador es Petón y su prole medrando en el Atleti

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies