Votava, el «ex» del Borussia que dejó huella en el Atleti

El próximo miércoles, Atlético de Madrid y Borussia Dortmund jugarán la ida de los cuartos de final de la Champions League. Una eliminatoria pintoresca, pues será la primera vez que ambos clubes se enfrenten en una eliminatoria de la máxima competición europea. Dos entidades que, además, han intercambiado muy pocos jugadores a lo largo de la historia, siendo Axel Witsel el último de ellos. No obstante, el primer jugador que vistió la camiseta colchonera y «schwarzgelben» fue Miroslav Votava.

Todo sucedió en la década de los ochenta, más concretamente en 1982, cuando el pivote alemán fichó por el Atlético de Madrid a cambio de lo que sería hoy en día 650 mil euros (aproximadamente 108 millones de pesetas de la época). Votava se marchaba de la que fue su casa desde 1974, donde jugó casi 300 partidos, para recalar en un Atleti que soñaba con alcanzar títulos.

Por aquel entonces, en el equipo dirigido por Luis Aragonés, había nombres como el de Abel Resino, Arteche, Marcelino, Landaburu o Hugo Sánchez, entre otros. Votava llegaba con el objetivo de reforzar el centro del campo, aunque su polivalencia le permitía abarcar otras posiciones (curiosamente como Witsel). Cayó de pie en el equipo rojiblanco, pues en los tres años que defendió los colores del Atlético, superó la treintena de partidos disputados, siendo un fijo para «El Sabio de Hortaleza».

TDCCIXEHLVOMFEGDWWAT7CWUBY 1024x673 Votava, el ex del Borussia que dejó huella en el Atleti
Miroslav Votava celebrando un gol con el Atlético de Madrid. Fuente: AS

Podías encontrar al alemán (nacido en Praga, por cierto) en todos los lugares del centro del campo. Ya sea como pivote junto a Landaburu, o en ambas bandas acompañando a Clemente, en la izquierda, o a Tomás, en la derecha, siempre era alineado por Aragonés. Su buen rendimiento le hizo jugar hasta 145 partidos, 142 como titular, con el Atleti, teniendo así su placa en el «Paseo de los Jugadores Centenarios» del Metropolitano.

Y, además de marcar 13 goles, su paso por el Atlético de Madrid estará marcado por ser uno de los artificies de conseguir la Copa del Rey de 1985. Tras derrotar al Deportivo de la Coruña, Sporting de Gijón y al Zaragoza, el Atleti se enfrentaría al Athletic Club en el Santiago Bernabéu. El estadio del eterno rival presenciaría en primera línea, como ha pasado otras veces en la historia, cómo el Atlético de Madrid celebraría un título en su césped. El doblete de Hugo Sánchez serviría para dar el trofeo a los madrileños en un partido donde, evidentemente, Miroslav Votava salió de titular y jugó los 90 minutos.

Tras la consecución de su único título como colchonero, Votava se marcharía al Werder Bremen, donde jugaría la mayor cantidad de partidos con un mismo club (481), antes de retirarse en 1998 con el VfB Oldenburg. Votaba dejó así un gran recuerdo en la memoria de los aficionados colchoneros, aunque no hay duda de que el Atleti también le ha dejado huella. Recientemente, en 2019, visitó el estadio del Atleti, donde dejó claro que “Si pudiera volver atrás, volvería a firmar con el Atleti”.

Autor: Nacho Martínez

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la Universidad de Granada. Redactor en páginas web como Diario UF, Granada CF Web o AtleticoSport, y actualmente hablando y opinando sobre el Atlético de Madrid en La Vida en Rojiblanco, Agente Libre y Esto es Atleti.

Comparte este contenido en
468 ad

1 Comentario

  1. Excelente jugador de los ochenta. Lateral e interior derecho incansable. Sustituyó a Marcelino y luego dejó paso a Tomás Reñones.
    El Atlético de Madrid tenía un equipo excelente mientras pudo contar con el delantero mejicano.
    Mejías en portería, un muy buen portero, el gran Arteche (q. e. p. d.) y Ruíz en el centro de la defensa, excelentes ambos. Quique Ramos, bregador incansable canterano, Landáburu (desde mi punto de vista, el mejor. En la final de copa de 1985 le privaron de un gol olímpico cometiendo penalty y el pase del segundo gol es una de sus muchas genialidades, el mejicano no tuvo ni siquiera que controlar el balón), Julio Prieto, otro luchador nato incansable, Marina, otro excelente futbolista y que marcó muchos goles, y Rubio, que regateaba como pocos hacen ahora. Aquel equipo mereció más. Se notó mucho la mano de los dos profesionales mejores que ha tenido el equipo en su historia, los que lo hicieron grande de España y de Europa, don Vicente Calderón y don Luís Aragonés (q. e. p. d., ambos).

    Escribe una respuesta

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies