Tebas es el mejor presidente

Tebas es el mejor presidente posible para los dueños de los clubes en este modelo de sociedades anónimas deportivas y salvo alguna cosa buena que ha hecho, como salvar de la quiebra a algunos clubes con su control económico, el peor posible para el aficionado de toda la vida.

En un modelo, en que los clubes son propiedad de magnates, locales, nacionales o asiáticos y donde prima el interés económico en la gestión, antes que lo intereses de los aficionados, Tebas es ideal para los dueños de los equipos porque les ha permitido multiplicar los ingresos al mismo tiempo que va echando de las gradas a los aficionados más pasionales, los que dan colorido a la grada, los que viajan a apoyar a su equipo y lógicamente, esto es lo que más interesa a los dueños, en muchos casos, los que más exigen.

Frente al ambiente de fútbol añejo, las gradas, sobre todo de los grandes equipos, se van llenando de turistas con cámara de fotos que pagan, callan y no molestan, porque para los clubes, además, los ingresos por entradas y abonos ya son casi residuales. En los dos últimos años la mayoría de los equipos han duplicado prácticamente sus ingresos por televisión. En la temporada 14/15 los equipos que menos percibían, recibían 17 millones de euros frente a los 40 de la actual, estando la media hace 2 años, en torno a 45 millones y actualmente sobre los 75 millones.

Con un modelo basado en vender cada vez más derechos de televisión en el extranjero lo que importa es que las gradas se vean llenas, en la zona del tiro de cámara, aunque sea con aficionados como los de la serie de Oliver y Benji, porque la estrategia de marketing que está detrás de todo esto persigue que los clubes cada vez ingresen más por televisión. Desde la llegada de Tebas a la presidencia de la LFP el fútbol nunca jamás será como lo habíamos conocido, porque es la herramienta ideal para unos dueños sin sentimiento y apego por los clubes de los que son propietarios y los aficionados, cada vez se sienten más clientes de una marca que hinchas.

 

Foto: extraconfidencial.com

 

Autor: Dario Leiva

Periodista. Colchonero de corazón. Si se cree, y se trabaja, se puede.

Comparte este contenido en

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies