En las botas de Vietto

Empatía es la participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella, generalmente en los sentimientos de otra persona. Meterse en sus zapatos. Ponerse sus botas.

En el caso de Vietto no es fácil. Un delantero que lleva muchos partidos sin marcar, que tiene pocas oportunidades de jugar y que, cuando juega, lo hace bien pero no ve puerta. Un chico que deslumbro en Villarreal, que nos marcó un golazo en el Calderón y que, desde que llegó al Atleti ha sentido el peso de la camiseta de nuestro equipo como una auténtica losa. Salió hacia Sevilla para tener más minutos con el fin de que recuperase la confianza a base de goles. Pero tampoco. Regresó para estrenar el Metropolitano, el escudo chino, la horrorosa camiseta de rayajos diagonales… pero no porque el Cholo le quisiese, no. Regreso porque alguien en el club no hizo bien su trabajo y nos sancionaron sin poder inscribir a nuevos futbolistas. Y se quedó. Y Simeone trató de rescatarlo para el fútbol. Y el chico vale. Y cuando sale, como ayer contra el Elche, hace todo bien. En defensa es el primero que sujeta la salida del balón. En ataque corre, se desmarca, regatea, pasa y dispara. Pero no marca. Y aunque luche y falle, hay algunos errores que son inexplicables. Ayer, en un Metroplitano con mas público del esperado -en una noche fría, con horario infame, ante un segunda B y con miles de butacas vacías por culpa del doble anillo para los clientes VIPkingos que parte a los aficionados del Metropolitano en dos- Luciano Vietto marró hasta en ocho ocasiones un gol que parecía huirle en jugadas físicamente imposibles de fallar. Especialmente la última, en la que con un 3-0 y doblete de Fernando Torres (muy cerca del triplete si no falla otra tan cantada como esta) el argentino acabó bajando los brazos ante los primeros pitos y risas de los aficionados que habían animado a Luciano -como no dejó de hacer el Cholo- tras fallar las siete anteriores. Había superado al portero. Estaba solo. Sólo tenía que empujarla. Vino un defensa y se la robó. Increíble.

Las redes sociales atléticas (o lo que sea que sean) empezaron a arder con el sarcasmo de los que se ven en octavos y necesitan un chivo expiatorio para verter la amargura de sus vidas miserables. Luciano Vietto fue el elegido para la chanza general. Un futbolista que, supongo, no estará pasando un buen momento. Un profesional que, supongo, querrá hacer su trabajo lo mejor posible para poder seguir viviendo de ello. Un delantero que, supongo, quiere marcar todos los goles posibles para revalorizarse, para sentir el cosquilleo de la fama y el poder que otorgan las masas a los triunfadores.

Eran inevitables los comentarios humorísticos en la grada con los compañeros de abono. Pero de ahí a pitar a uno de nuestros futbolistas cuando está pasando una mala racha que nos afecta a todos… O reírse de él como si no nos afectar su rendimiento… en fin, que a veces perdemos el norte y no nos damos cuenta de que todo lo que afecte a los que van de rojo y blanco nos afecta a nosotros. Y no se trata de empatía, es puro interés.

Dicho esto, me quedo con las palabras del Cholo sobre Luciano: “Es uno de los que mejor juega, de espaldas, con diagonales, el uno contra uno, elige bien el pase… su posición es ingrata porque si no hace gol hay crítica. Le valoro que no se esconde, que lo intenta, que juega. Malo sería que no esté fino cara al gol y perdiese todas las pelotas. Es uno de los que mejores delanteros que tenemos de cara al juego por eso lo protegemos como hacemos”. Y ojalá siga sumando y marcando mientras sea uno de los nuestros. El resto es filfa.

Autor: Santi Riesco

Adicto al Atleti. Exageradamente. Periodista. Vaqueiro d’alzada. Creyente. La persona es lo primero. Pérez de segundo. ¿He dicho lo del Atleti? Desde el 2005 hago el indio en un blog donde publico reflexiones, dimes y diretes sobre el Glorioso desde el primer anfiteatro del fondo sur. O por ahí.

Comparte este contenido en

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies