El diario de Heg XVIII – Orgullo

4 de febrero
Me alegro tremendamente de que el Atleti gane con goles de Torres, y tengo dudas sobre si lo habría hecho sin él en el campo ante el Leganés. Dicho esto, yo no era, admito, de los miles de visionarios que ahora dicen que confiaban en la aparición de Torres. Tampoco soy de los que le pitaron o llamaron paquete. Me puede parecer mejor o peor su juego, pero siempre respeto y tengo memoria con nuestro capitán. Siempre. Con eso me vale.

5 de febrero
Creo que no se está valorando suficientemente a Moyá, la dificultad del momento en que apareció y cómo está cumpliendo con creces. De las “cazas de brujas” tan frecuentes en el Atleti, ésta (afortunadamente muy minoritaria) me parece de las más nauseabundas.

6 de febrero
Las críticas y ataques desaforados de los medios del lobby blanco al alcalde de Vigo por suspender por simple seguridad el partido con el Madrid demuestran que el Madrid está tirando el dinero teniendo un canal propio de televisión. Será por propaganda…

7 de febrero
Imposible no pensar en qué hubiese pasado si en vez de haberse equivocado el árbitro en el gol de Griezmann lo hubiese hecho en el de Luis Suárez. Carrasco torpe y pardillo, pero resbala. Yo no voy a criticar a Gameiro por fallar un penalti. Lo haré por mil cosas más, y seguramente con razón, pero nunca por asumir una responsabilidad cuando las cosas están jodidas para el equipo y para él. No pitaría a Torres por fallar un penalti así. Tampoco lo haré con el francés. Guardad vuestras antorchas. Aquí no hay fuego para ellas. Sí hay fuego para el tonto de Soler pidiendo roja para Filipe y no haciendo lo mismo para Sergi Roberto por sus tacos en la rodilla del propio Filipe. Pudimos pasar y claramente en el global de la eliminatoria, pero los goles no se merecen. Se marcan. Por lo demás, yo sí estoy muy orgulloso del Atleti esta noche. Ha jugado a ganar y a remontar, y el Barça ha pasado más miedo que vergüenza. Hay que seguir en esta línea de esfuerzo en la Liga y la Champions. Si se cae, que sea así. Ah, y no pretendo estar de acuerdo con nadie en mis reflexiones. Honestamente, me da igual.

8 de febrero
Gracioso ver cómo las redes se llenan de mensajes de madridistas festejando la eliminación del Celta en la Copa. ¿Su pecado? No haber forzado el fin de semana para haber jugado plagados de suplentes contra el Madrid. Qué egoístas los gallegos, ¿no?

9 de febrero
Hablar de los que se tienen que ir del Atleti este verano sin saber si la sanción va a quedar como está (que me da que sí) entra en el terreno de lo ridículo.

10 de febrero
Abro el diccionario y por casualidad encuentro la palabra “cainita”. “Actitud de odio o fuerte animadversión contra allegados o afines”, dice. Entonces se me aparece la afición del Atleti pululando por las redes sociales.

 

Foto: clubatleticodemadrid.com

 

Autor: Víctor Hegelman

El atlético impertinente

Comparte este contenido en

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies