Griezmann y las ex
Nov29

Griezmann y las ex

Es mentira. Nadie se lleva bien con su ex, va contra la lógica. Al menos en cualquier unión en la que haya habido más pasión que burocracia. Cuando una relación termina, por mucho que insistamos, los deseos y las mentiras de protocolo permanecen en aire el tiempo justo, hasta que salen a flote los reproches, las deudas y las traiciones. Y cuando te quieres dar cuenta, estás en casa recortando las fotos y con la duda de si alguno de...

Lee más
Los cambios y las reparaciones
Oct31

Los cambios y las reparaciones

Llega el técnico de reparaciones a casa, evalúa tu instalación en quince segundos y emite su diagnóstico: “¿quién coño te hizo esta chapuza?”. Duro, contundente y sin fisuras. Da igual el cómo, el porqué o el dónde se hizo, porque para los análisis no hay tiempo ni ganas. Aterriza un nuevo entrenador a mitad de temporada, huele el vestuario, ve el nudo en las botas de los jugadores, y le basta para torcer el gesto porque físicamente...

Lee más
Las prisas
Sep30

Las prisas

O me estoy haciendo mayor o muy lento, porque necesité temporada y media para detestar a Seitaridis y, mientras, a otros les basta con un par de partidos para condenar a un jugador. Son tan rápidos que le hacen la autopsia a un futbolista antes de que su cuerpo se haya enfriado. Con un par de resultados pasan del amor exacerbado al odio irracional, sin término medio ni periodo de adaptación. Cambian de opinión con facilidad y no por...

Lee más
Las novedades
Ago29

Las novedades

Me entusiasmo tan fácilmente con el Atleti que basta con el cambio de un utillero y un par de carteles de publicidad del estadio en verano para que mire con ilusión la próxima temporada. Estrenar algo, sea un jugador, una camiseta o una cicatriz siempre agrada, porque los veranos ilusionan cuando hay caras nuevas y no cuando te cruzas todos los días con las mismas en el ascensor. Si un político o un director deportivo dice que pondrá...

Lee más
Mantengamos las expectativas a raya
Jul29

Mantengamos las expectativas a raya

Morata es de esa clase de jugadores que cuando lleva el balón siempre parece que va a ocurrir algo. Lo cual no asegura nada, porque anda que no regresé yo noches a casa borracho y solo, tras haber tenido la sensación de que iba a suceder algo. Es inevitable ser escéptico con el madrileño porque con su calidad, su experiencia y lo bien que ha encajado, tiene tantos factores para triunfar en el Atleti que todo lo que no sea un fracaso...

Lee más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies